José Chi/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- La Cruz Roja de Felipe Carrillo Puerto, lleva un año tratando de recuperar un predio, que supuestamente fue donado en el 2011 por el Club de Leones de Felipe Carrillo Puerto, en ese entonces, representado por el Doctor David Chay Vivas (+).

Cesar Alberto Sobrino Chávez, presidente del consejo de la “Cruz Roja” de Felipe Carrillo Puerto indicó que tras la muerte del Donante, apareció otro club llamado Club de Leones Felipe Carrillo Puerto A.C.

También te puede interesar: Reporta Cruz Roja de la zona maya $190 mil en colecta

“Estamos hablando del predio donde actualmente se encuentra la tienda Bodega Aurrera. El club de Leones Felipe Carrillo Puerto A.C representado por Marco Antonio Ek Puc, pretende mediante el juicio que la donación del terreno que realizó el legítimo club de Leones hacia la Cruz Roja sea nula”.

Sobrino Chávez, dijo que en este proceso la Cruz Roja Mexicana busca hacer valer la excepción de cosa juzgada, toda vez que el día 1 de abril del 2016 se dicta sentencia, declarando a la Cruz Roja Mexicana IAP, legítima propietaria del predio, y con el derecho de percibir la renta de 60 mil pesos mensuales, desde el año 2013”.

De acuerdo con los datos recabados, a las 11:30 de ayer, en la Sala de Juicios Orales de la Zona Maya se tenía programada la audiencia de Juicio Ordinario Civil de Nulidad de contrato de donación, entre la Cruz Roja Mexicana, Club de Leones Ciudad Felipe Carrillo Puerto y arrendadoras Nuevo WallMart. Sin embargo, este ya no se llevó a cabo porque el juez no se presentó

Por lo anterior, el representante de la Cruz Roja, mencionó que próximamente interpondrán una denuncia ante la vice fiscalía del estado por el delito que corresponda, por la supuesta renta del predio en disputa.

“El Club de Leones Ciudad Felipe Carrillo Puerto A.C., que se lo rentó al arrendadoras Nuevo WallMart, desde 2011 hasta 2016, sin saber qué hicieron con el dinero, y en todo caso recuperarlo”.

Precisó sigue en curso, porque la AC interpuso un Amparo para recuperar el predio, que una autoridad ya reconoció que pertenece a la Cruz Roja.