José Chi/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- Sólo dos de las 22 personas con alguna discapacidad, registradas en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, cuenta con un empleo formal.

De acuerdo con datos estadísticos de la Secretaría de Educación en Quintana Roo (SEQ) en el municipio, el Centro de Atención Múltiple Laboral (CAM) existe un padrón de 22 personas con discapacidad, de las cuales únicamente dos se encuentran laborando en el ayuntamiento.

También te puede interesar: Inclusión laboral ofrece incentivo fiscal a empresas

José Gonzalo Magaña Herrera, asesor técnico pedagógico de la zona escolar 001 de Educación Especial, indicó que los jóvenes que egresan y presentan algún tipo de discapacidad se enfrentan al problema de conseguir un trabajo, debido a la poca inclusión que existe en las empresas locales.

“Es una situación que se vive en todo el estado, y Carrillo no sería la excepción, a pesar de que hoy existen programas de inclusión y humanismo, aún es un tema que no toca mucho por la delicadeza que puede ser; sin embargo, es algo en que se tiene que empezar a trabajar, para cambiar el panorama”, sostuvo.

Señaló que muchas de las cuestiones en la que las empresa no optan por contratar capital humano, es por la carga económica que en muchas ocasiones pueden tener en el pago de sueldos, seguros y todo lo que se requiere para poder ingresar a una persona de manera formal en un trabajo.

Agregó que es muy importante que las instituciones educativas enfocadas en esa cuestión, le apunten más a la formación del autoempleo en coordinación de los padres de familia, incluso con ayuda del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), pues son ellos con quienes directamente se puede generar estrategias.

Gonzalo Magaña añadió que actualmente como sector enfocado a la educación especial, indicó que se está trabajando en propuestas que logren generar autoempleos, y con el reforzamiento de la inclusión en las distintas áreas, aunque no especificó cuáles, dijo que en su momento se darán a conocer.

Este año del CAM van a egresar cinco personas, las otras se encuentran en un proceso de reforzamiento laboral para ver en qué área podrán ser integradas, Gonzalo Magaña dijo que en el restaurante El Faisán y El Venado, el dueño permite a las personas que se desarrollan laboralmente realicen algunas actividades, pero el propietario lo realiza por que es una persona altruista, son pocos los establecimientos que brindan la oportunidad de que personas con alguna discapacidad puedan laborar en sus comercios.