Ángel Castilla/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- Más de 150 viviendas bajo el agua y 300 familias fueron afectadas por las inundaciones que dejaron las lluvias atípicas en la comunidad de Chumpon, en Felipe Carrillo Puerto, los habitantes rescatan sus pocas pertenencias del agua.

Enclavada a 95 kilómetros de la cabecera municipal, Chumpon, es la comunidad más afectadas, el agua alcanzó los dos y tres metros de alto.

También te puede interesar: Deciden regreso a clases en cuatro municipios

Novedades Chetumal, hizo una visita a la zona, el panorama es desalentador, pero los hombres, las mujeres y los niños trabajan, a la par, para rescatar muebles, electrodomésticos, que cubrió el agua.

Hay prioridades, la ropa, los zapatos, en algunos casos comida y documentos importantes fue lo primero que resguardaron de la lluvia, aunque jamás imaginaron que subiría tanto.

“Llueve y se encharca la calle, pero es la primera vez que nos inundamos así, se perdió todo, de milagro salimos a tiempo porque el agua nos rebasó”, mencionó María, mientras caminaba entre el agua, buscando cómo ingresar a su casa para “rescatar algo”.

Ella junto con su familia, de cinco integrantes, desde la noche del sábado, están durmiendo miendo la Telesecundaria “24 de Noviembre”, habilitada como albergue temporal que atienden la la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) como parte del Plan DN-III-E.

Ayer mismo, autoridades de los tres niveles de gobierno visitaron la zona, llevaron consigo unas despensas, cobija y agua, principalmente.

Mientras las personas adultas hicieron cola bajo un frondoso árbol, junto a la inundada cancha del domo deportivo, para recibir la ayuda,  los niños aprovecharon para remojarse en la "gran alberca" en que se convirtieron la mayoría de los caminos de la población.

En el lugar, Carlos Manuel Joaquín González, Gobernador del Estado de Quintana Roo,  instruyó a los titulares de las diversas dependencias de Gobierno que lo acompañaron al recorrido a brindar atención inmediata a los afectados por las inundaciones.

En breve entrevista, después de recorrer la población en un “Humvee UTP”, el Gobernador, señaló que estarán pendientes de las personas que requieran alojarse en los albergues mientras esperan que el nivel del agua ceda.

Señaló que trabajan en el levantamiento de datos para precisar el número de personas afectadas en toda la entidad, pero las poblaciones que sufrieron las mayores afectaciones fueron las comunidades de la zona maya de Tulum; Kantunilkín, Chiquilá y San Ángel, en el municipio de Lázaro Cárdenas; y Bacalar.

Poblaciones en las que se centrarán los trabajos de todas las dependencias estatales para garantizar la seguridad, pronta recuperación y evitar algún problema de salud.

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Quintana Roo, informó que en la comunidad se entregaron mil despensas, tres mil 240 litros de agua embotellada, 280 cobertores y 280 colchonetas, así como 200 paquetes de higiene.