José Chi/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO.- Un grupo de 14 mujeres bordadoras de diferentes comunidades de la zona maya impulsan la comercialización de ropa y accesorios tradicionales e innovadores, para preservar sus tradiciones y obtener ingresos económicos.

Lo anterior, a través del proyecto ‘Moda Maya’ que promueve la Asociación Civil "Lol Chulte Red de Mujeres de Unorca ".

Victoria Santos Jiménez, diseñadora de modas en la zona maya, informó que el proyecto inició en los 90´s, con artesanas de la comunidad de X-Pichil; sin embargo, en 2014 se frenó por cuestiones económicas, pero este año se retomó.

También te puede interesar: Impulsan la venta de ropa autóctona

Señaló que actualmente están laborando en aspectos de promoción y publicidad, como pasarelas, stands, catálogos, entre otras; mencionó que próximamente estarán elaborando páginas de internet para expandir su mercado, tanto en el municipio, estado, otras regiones e inclusive exportar los productos a otros países.

Actualmente están laborando en aspectos de promoción y publicidad, como pasarelas, stands, catálogos, entre otras. (José Chi/SIPSE)

Agregó que por el momento es una cuestión difícil, pues no tienen una plaza establecida, asimismo indicó que es el objetivo es buscar un beneficio colectivo, como buscar crecer la red e integrar más mujeres de las distintas comunidades del municipio.

Expresó que hoy únicamente, están trabajando con las comunidades de X-Pichil; Santa Rosa; Santa María Poniente; Pino Suárez; Tihosuco y Chunhuas.

Detalló que la elaboración aproximada de cada prenda va entre los tres, hasta 15 días, dependiendo el modelo, diseño y bordado de la prenda, garantizando a cada cliente una ropa única sin bocetos repetidos; refirió que el precio oscila entre los 300 a más de dos mil 500 pesos, dependiendo el gusto y exigencias del cliente.

La elaboración aproximada de cada prenda va entre los tres, hasta 15 días, dependiendo el modelo, diseño y bordado de la prenda. (José Chi/SIPSE)

Santos Jiménez expuso que es amplia gama de trabajos que realizan, van desde la conserva de frutas y verduras de la región, producción de hortalizas orgánicas de traspatio; mencionó que en lo que se ha puesto mayor énfasis es la aplicación de talleres de confección de ropa, urdido de hamaca, trabajo con plantas medicinales, entre otras. 

“Somos una asociación civil dedicada a la promoción de proyectos productivos, económicos, estos son algunos de los trabajos que realizamos para lograrlo, además de ser una opción para las mujeres de la zona en la cuestión económica, se promueve la conservación de las tradiciones de la región”, finalizó.