José Chi/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- Los festejos del Día de la Santa Cruz, que también conmemora a los trabajadores de la construcción pasó desapercibido, porque los maestros de la cuchara grande se la pasaron trabajando, como cualquier otro día.

Roberto Gonzalez Rodriguez, maestro albañil con más de 10 años en el oficio dijo que desde que llegó a trabajar al municipio, nunca ha visto alguna celebración, a diferencia que cuando trabajaba el municipio de Tulum donde en cada centro de trabajo, se realizaba una comida con refrescos y cervezas.

También te puede interesar: Carecen de prestaciones de ley más de 188 mil trabajadores

“Los tiempos han cambiado, no en todos los lugares celebran el Día de la Santa Cruz, cuando llegan estas fechas y uno se encuentra laborando en alguna construcción se acostumbra a poner una cruz de madera sobre la obra esto con el significado de que nos cuide y no vaya haber algún accidente, otros dicen que también sirve para que no se caiga lo que uno construye”
Añadió que la celebración es dependiendo del lugar donde se trabaje, porque hay patrones que si celebran a los albañiles y otros ni siquiera los toman en cuenta.

Sin embargo, dijo que algunos compañeros alarifes festejan en sus casas con una buena comida y con una cerveza bien fría.

Sergio Ake Caamal, ayudante de albañil lamentó que no haya festejo para los ingenieros en construcción sin estudios, aunque reconoció que existe albañiles que son profesionistas, pero no encuentran empleos y terminan en alguna obra trabajando.

“Estas labores que realizan los maestros y ayudantes de albañilería son bastante cansadas y más para estas fechas que las temperaturas son altas, el sol está bien  fuerte, pero yo creo que por eso algunos contratistas que valoran el trabajo de uno, este día lo celebran con una gran comida y unos refrescos bien fríos.”

Ake Caamal, mencionó que antes de terminar su jornada laboral, colocaría una Cruz de manera, que decoró en casa, y posteriormente iría a comer con su familia.

“En mi casa me prepararon una gran comida pero hasta ahí”.

Recordó que cuando trabajó en las zonas turísticas del estado, la celebración del Día del Albañil, es en grande, quizá dijo, obedezca a que en esos lugar los trabajos son más grandes y existe más dinero, comparando con el municipio de la zona maya de Quintana Roo.