Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De no haber estudios geológicos en Lázaro Cárdenas, previos al desarrollo hotelero y urbano, la Fractura de Holbox, encargada del abastecimiento de agua para el consumo humano en Quintana Roo, estará en riesgo, advirtió Rosa María Leal Bautista, hidrogeóloga del Centro de Investigación Científica de Yucatán, A. C. Unidad Ciencias del Agua.

Como parte del desarrollo habitacional y crecimiento de la mancha urbana en el centro poblacional Solferino, se prevé la edificación y operación de centros de hospedaje en Chiquilá, Isla Chica e Isla Grande de Holbox, donde la propuesta es contar con más de 21 mil habitaciones hoteleras.

También te puede interesar: ¡Entérate! Inician trabajos de saneamiento en Holbox

Para la investigadora es de vital importancia que los tomadores de decisiones se fijen en la Fractura de Holbox, porque es el conjunto de puntos que permiten que haya más disolución de material, y se formen conductos que permiten el transporte de agua a mayor escala que en otras zonas.

“Por eso para nosotros esas zonas de fracturas son importantísimas y deberíamos de tomarlas muy en cuenta para cualquier proyecto o actividad que quiera hacerse en Quintana Roo, están relacionadas con las zonas de recarga, es decir, es donde mucha de la precipitación llega más rápidamente, se infiltra y están recargando el sistema del cual vamos a obtener agua”, explicó.

La Fractura de Holbox recorre aproximadamente 150 kilómetros, de Xel-Há a Holbox; en algunas zonas es de hasta 40 kilómetros de ancho y existen puntos en los que hay pocos estudios, sobre todo en las zonas que cruzan áreas vírgenes del estado.

En la carretera a Chiquilá, la zona conocida como “los columpios", forma parte de la Fractura de Holbox.

“Hay un desconocimiento fuerte del comportamiento (hidrológico) y aquí sabemos un poco más, pero es donde tenemos muchos planes de desarrollo, a largo plazo podremos ver un efecto en la salida de agua (…) hay planes de desarrollo, sobre esas áreas de fracturas viene crecimiento grande”, destacó.

Advirtió que de empezar una modificación en el sitio, con la colocación de cemento sobre las fracturas visibles e internas, se afectará la recarga de agua, del que depende prácticamente todo el estado.