Alejandra Carrión/ SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El constante aumento del precio del dólar podría aumentar entre un 5 % y 10 % la factura de los traslados de niños quemados a Galveston; cada traslado de urgencia cuesta entre 280 y 300 mil pesos.

Roxana Martínez Torres, vocal de la fundación Michou  y Mau en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Quintana Roo, indicó que los traslados a Galveston se cotizan en dólar, aunque no será motivo para que dejen de enviar niños a sus tratamientos.

También te puede interesar: Infonavit y Fovissste van a la baja en financiamiento

Destacó que el padre o madre de familia no tienen que desembolsar ni un peso y en este caso el gasto corre a través de la Fundación y el Sistema DIF.

Precisó que un traslado de urgencia, en un avión ambulancia con un médico o paramédico,  dijo que oscila entre los 280 y 300 mil pesos. Mientras que los traslados para tratamiento de la piel no tienen costo.

Niños afectados

Martínez Torres, indicó que en lo que va del año solo se ha presentado el caso de un niño afectado con quemaduras de manteca en la cara, el pasado mes de enero en Bacalar, y que por omisión de cuidados se le infecto la herida.

De 2013 al 2016, la Fundación Michou y Mau, ha atendido a 56 menores con quemaduras que han sido traslados a Estados Unidos para su tratamiento, es decir que cada mes y medio el Hospital Shriners de Galveston recibe un niño quintanarroenses.

Del total de niños atendidos, 16 fueron traslados a Galveston, Texas, cuatro a la Ciudad de México y nueve niños están siendo atendidos con secuelas en el centro del país.

Aunque el tratamiento es sin costo para el paciente y sus familiares, tiene un precio aproximado que supera los 500 mil dólares, dependiendo del grado de afectación de la quemadura.

Sistema DIF

Por ello la fundación trabaja en coordinación con el Sistema DIF y la Secretaría de Salud (Sesa) quienes en conjunto costea alrededor de 15 mil dorales para el traslado de cada uno de os menores al vecino país.

A nivel nacional Michou y Mau nace en 1998 y a lo largo de sus historias ha trabajado diversas campañas de prevención.  En Quintana Roo, dichas campañas han beneficiado a más de 50 escuelas primarias, es decir a nueve mil 600 alumnos y 38 mil 424 familias, según información de la Fundación.