Joselyn Díaz/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Extenuantes pruebas físicas, un equipo de aguerridos competidores que le generaba presión y desventaja ante la condición de sus compañeros, no fue impedimento para que Gloria Aura diera el mil por ciento en el reality Reto 4 Elementos, Naturaleza Extrema, el cual abandonó debido a un esguince cervical de tercer grado que sufrió al caer en la pista de tierra.

En entrevista exclusiva para Novedades Quintana Roo, la actriz del equipo de los Renovados narró el aprendizaje que se lleva después de un mes de estar en el reality.

También te puede interesar: Katya Vega presenta sus vivencias a través de un libro

“Estoy contenta de estar otra vez en mi ambiente, en mi casa, eso me hace muy muy feliz, me frustra un poco haber tenido este final, el no saber en qué acabaría el cuento, no sabíamos si me iban a expulsar, si iba a llegar más lejos, era obvio que yo era muy mala, eso no lo podemos negar, pero me sorprendí mucho que en el tiempo que estuve sólo una vez fuimos al Inframundo, hubo mucha gente que estuvo ahí mucho tiempo, yo pensaba que iba a ser la primera en salir y juraba que me la iba a vivir en el Inframundo y no fue así, eso me tenía contenta y me daba esperanza, ya le iba agarrando la onda a las pruebas, la prueba de tierra el primer día la pasé fatal, el segundo día fue más fácil, las cosas que no podía hacer las logré, el pasamanos jamás lo logré, nunca en la vida, ni de niña he podido cruzar un pasamanos, pero hubo cosas que hice de volada, y dije wow, sí puedo”, dijo tras su involuntaria salida.

Al verse en desventaja contra su equipo formado por el Rasta, Karenka y Manu Negrete, Gloria decidió ponerse en forma.

“Hacía un buen de lagartijas, entrenaba, hacía yoga, me iba a correr, cosas que nunca en mi vida, empecé a enfocarme y me empezaron a salir bien las cosas, sentía que iba avanzando, que mis límites se iban rompiendo y que mi rendimiento iba mejorando, pero mi nivel era muy por debajo del nivel de Rasta y de Karenka, y eso era muy notorio, y por más que me esforzaba no era suficiente con un equipo tan fuerte, eso me hacía sentir muy presionada, porque yo quería estar al nivel de ellos, pero físicamente lo tenía imposible, los obstáculos que para ellos eran de un tamaño para mí eran el doble, porque no tenía esa preparación física, pero lo que me dio gusto es que nunca me dio miedo, era más mi incapacidad física que mi miedo, y me dio mucho gusto descubrir que soy una persona valiente, a lo mejor no lo lograba, pero me aventaba a hacerlo y no me quedaba paralizada. La única vez que sentí miedo es cuando ya tenía la lesión y tenía que saltar, pero de ahí en fuera jamás me paralicé”, expresó orgullosa.

“Extrañaré mucho a Karenka, porque nos hicimos buenas amigas, hicimos buena complicidad, es una chica bien noble, Rasta es un tipazo que merece ganar el reality, es bien honesto, siempre me ayudaba a que no cayera el ánimo, que no me desmoronara, siempre tenía una palabra de aliento, ellos dos para mí fueron un pilar, casi casi como papá y mamá, me cuidaron”, afirmó.