Verónica Fajardo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El catedrático de la Universidad de las Américas en Puebla, con doctorado en especialización de fenómenos hidrometeorológicos extremos y en el agua, Polioptro Martínez, resaltó que la ola de calor que azota en Quintana Roo se debe por el cambio climático del mundo, en donde la humedad sobrepasa más del 90% y la sensación térmica es de 42 grados, lo que para un cuerpo humano es complicado soportar, por tanto hizo un llamado a las autoridades, a la población a mantenerse hidratados apoyar y rescatar a niños y ancianos que son los más afectados.

El especialista mencionó que la industria hotelera debe cuidar al personal que está expuesto al sol porque también puede sufrir estos golpes de calor. “Así como se tienen refugios para protegerse de las lluvias y los huracanes, los gobiernos que viven en zonas costeras deben contar con refugios contra el calor, en donde puedan atenderse a las personas que puedan sufrir un desmayo para regular su temperatura e hidratarlas”.

También te puede interesar: Recomiendan aplicar medidas para prevenir daños por calor

En las próximas semanas, el investigador estará en Cancún ofreciendo una conferencia en Cancún, organizada por la empresa Aguakán, en donde dará a conocer los cambios que sufrirán las playas, los arrecifes y todo el ecosistema de Quintana Roo, así como la población en general.

Polioptro Martínez comentó que en todos los estados con costera vendrán huracanes con los niveles más altos, el mismo cambio climático tendrá más erosionadas las playas por el aumento del nivel del mar y provocará mayor salinidad sobre todo en Isla Mujeres.

De acuerdo a los estudios realizados por las investigaciones de la universidad, Cuba y Honduras pueden perder el 85% de sus playas y Cancún puede tener el mismo futuro, el daño a los arrecifes son por diversos factores, pero también es por la captación del bióxido de carbono de la atmósfera que está cambiando el PH del mar.

Ante este pronóstico, el catedrático resaltó que Quintana Roo es uno de los estados que su principal actividad es el turismo por todo el ecosistema que tiene y es una atracción mundial, sin embargo, la comunidad del estado debe comenzar a invertir en soluciones con sistemas de protección como ya lo hace Australia que ya cuenta con programas de atención a los arrecifes y a todo su ecosistema.