Sin mujeres con suficiente poder para dar pelea en Quintana Roo y con la enorme presión de sus partidos aliados, por fin el Partido Nueva Alianza habría dado su brazo a torcer para postular como su candidata al Senado a la diputada local priista Leslie Hendricks Rubio, hija del ex gobernador chetumaleño Joaquín Hendricks Díaz.

La coalición PRI-PVEM-Panal es la única que no ha completado su fórmula para el Senado, ya que el tricolor Raymundo King de la Rosa, amarrado como candidato en la segunda fórmula, esperaba las definiciones del partido turquesa que este lunes inició con su asamblea nacional para la selección final de sus candidatos. 

En el patio hubo cierta resistencia del partido fundado por Elba Esther para entregar la posición, e incluso ante el primer amague del PRI de meter a una candidata más competitiva en la fórmula cuando se dieron a conocer los espacios otorgados por la negociación nacional de la coalición, el Panal cerró filas y aseguró que contaban con cuadros propios para competir. 

Nueva Alianza no tiene en su cantera magisterial a mujeres con el capital político necesario para pelear un espacio en el Senado, y nominar a una de sus débiles figuras refriteadas era una garantía de escandalosa derrota. 

En un principio el Panal acarició la opción de intercambiar el género para colocar a un hombre como candidato en lugar de una mujer pensando en lanzar a su mejor gallo: el diputado federal Carlos Gutiérrez García, pero la consolidación de King de la Rosa como candidato Tricolor echó por tierra esa posibilidad.


Por ello la puerta se abrió para reclutar a una “externa” con mejor musculatura, y la flecha apuntó a Leslie Hendricks Rubio, quien siempre estuvo entre las candidateables por su buena aceptación popular y el respaldo de un fuerte sector del PRI.

La conversión de Leslie de roja a falsa turquesa movería el tablero político, pues era precandidata del PRI a la diputación federal por el Distrito 01 con sede en Playa del Carmen, espacio que podría ser cedido a alguna candidata del Panal en un desesperado movimiento de enroque dentro de la coalición. 

Otro panorama acaricia a Marybel Villegas Canché, sembrada en séptima posición en la lista de candidatos al Senado por Morena; la ex delegada de Sedesol cancunense encabeza la fórmula al Senado, llevado como segundo de a bordo a José Luis Pech Várguez, delegado del partido.