Divorciado de su gremio desde que avaló la imposición de la Reforma Educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, el SNTE con su ornamental representación en Quintana Roo –la sección 25– no fue tomado en cuenta por la Secretaría de Educación de Quintana Roo y mucho menos por los docentes en la primera manifestación magisterial del 2018, motivada por el intento de gravar las compensaciones del personal que labora en escuelas de tiempo completo. 

La chispa que detonó esta relampagueante reacción magisterial fue un oficio girado el pasado 18 de enero a todos los trabajadores del fallido programa “Escuelas de Tiempo Completo”, en el que les informaban que a partir de ya la compensación que recibían sobre su sueldo por el tiempo extra laborado sufriría un importante descuento por concepto de Impuesto Sobre la Renta. 

Firmado por el subsecretario de Educación Básica Rafael Pantoja Sánchez, pero ordenado por la ex titular de la SEQ, Marisol Alamilla Betancourt, el oficio provocó una inmediata ofensiva en el gremio que este fin de semana celebró reuniones de emergencia para organizar una manifestación en protesta por la torpe decisión. 

A pesar de la inconformidad, el líder local del SNTE, Fermín Pérez Hernández, no respingó ante el agravio y mucho menos ofreció su respaldo a los afectados, que como de costumbre tuvieron que rascarse con sus propias uñas. 

Los docentes inconformes cumplieron la consigna de manifestarse el pasado lunes al mediodía, poniendo a prueba a la desembarcada Secretaria de Educación, Ana Isabel Vásquez Jiménez, quien no esperó a que el SNTE enviara a un emisario para atender a los profesores y se sacudió el problema ofreciendo analizar la situación y responder a sus exigencias el próximo viernes.

En su primera evaluación la nueva titular de Educación reaccionó con sentido práctico, desactivado una mina que le dejó su inepta antecesora, hundida por una acumulación de errores que no pueden ser tolerados a ese nivel, con una base magisterial siempre lista para saltar a la acción; recordemos qu en 2013 ellos fueron los únicos que desafiaron y doblegaron al gobernador Roberto Borge, mientras PAN y PRD permanecían congelados por el pánico.