Persiguiendo sus sueños electorales, al menos ocho diputados locales del PAN, PRD, PRI y PVEM estarían abandonando sus curules en el transcurso de la próxima semana al conocerse las definiciones de candidatos de las diversas coaliciones partidistas, dejando los lugares en manos de sus suplentes, quienes esperan con ansias el salto de los chapulines. 

Aunque la ley establece como fecha límite el 1 de abril para que los servidores públicos que contenderán como candidatos se separen de sus cargos, es común que los interesados realicen un éxodo prematuro para dedicarse de lleno al activismo político sin el riesgo de violar las normas electorales. 

Presos de esa efervescencia, los legisladores panistas Mayuli Martínez Simón y Fernando Zelaya Espinoza, así como los perredistas Emiliano Ramos Hernández y José Esquivel Vargas –virtuales candidatos de la coalición oficialista del PAN-PRD-MC– estarían solicitando licencia formal la próxima semana, después de que sus partidos terminen los procesos internos para la selección de sus abanderados en cada ayuntamiento. 

Así lo anticiparon por separado Emiliano Ramos y Fernando Zelaya, virtuales candidatos del Frente en Cancún y Chetumal, quienes advirtieron que solo están a la espera del espaldarazo oficial de sus partidos para decir adiós o hasta pronto a la Legislatura. 

La bancada del PRI será la que más diputados titulares pierda, pues tres de sus seis integrantes también partirán en breve en pos de sus ambiciones políticas: Raymundo King de la Rosa, quien será candidato al Senado, así como Leslie Hendricks Rubio y Candelaria Ayuso Achach, quienes buscarán diputaciones federales. 

A ellos se podría sumar la diputada del Verde Ana Patricia Peralta de la Peña, quien pinta para candidata a diputada federal de la coalición PRI-Verde-Panal para el Distrito 3, y los que se suban al tren de las candidaturas al último momento. 

Por lo pronto, los suplentes de los diputados suspirantes ya están con un pie dentro del Congreso local, con una excepción poco común, pues Gabriela López Pallares, suplente de la diputada priista Candy Ayuso, ya confirmó que no aceptará la suplencia porque prefiere ser candidata del PRD a la diputación federal en Cancún.

Así las cosas, la actual Legislatura se quedará solo con 24 diputados al menos por un tiempo, pues si Candy Ayuso pierde en la elección tiene la posibilidad de regresar a su cómoda silla en el Congreso.