Jocelyn Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Ante una Plaza de Toros abarrotada, las chicas de Ha Ash dieron inicio al tan esperado concierto en punto de las nueve de la noche, tal y como lo habían anunciado, haciendo vibrar el recinto con un caluroso grito de más de cinco mil almas que esperaban ansiosas corear las canciones de este dueto que ha marcado tendencia con sus peculiares voces.

“Estés en donde estés” fue el tema que enloqueció a los fanáticos de Hanna y Ashley cuando ambas hermanas con toda la energía que las caracteriza aparecieron en el escenario y entonaron este gran éxito de 2004, el cual fue coreado a todo pulmón por los asistentes; “De dónde sacas eso” y “Amor a medias” los mantuvo prendidos y entregando en todo momento el corazón a este par de talentosas hermanas.

También te puede interesar: Las Ha*Ash festejan a su papá con emotivo mensaje

El momento romántico llegó con un set musical formado por “Todo no fue suficiente”, “Tus mentiras” y “Qué me faltó”, en el que la plaza se iluminó con luces de celulares y una sola voz se escuchaba en el lugar para luego escuchar a Ashley contar anécdotas al público y dar consejos como “Si van a tomar no lleven celular porque luego hacemos cosas de las que nos podemos arrepentir”… y con este preámbulo interpretar “Dos copas de más”.

La noche continuó y los nuevos temas del nuevo disco “30 de febrero” no podían faltar, por lo que “Eso no va a pasar” y “100 años contigo” se mezclaron con éxitos como “Odio Amarte”, y “Un ex de verdad”, mientras que Hanna y Ashley bailaban sin parar en el escenario y aprovechaban los temas de sus canciones para platicar e interactuar con su agradecido público.

Hace 18 años empezamos aquí, gracias Cancún por recibirnos con tanto cariño, gracias a nuestra segunda familia, y gracias a ustedes son lo máximo, no nos vamos a cansar de decirlo”, expresó Ashley frente a la multitud que con gritos demostraba el cariño que les tienen y a manera de gratitud, la cantante bajó del escenario y saludó al público de la primera fila, algunos la apapacharon, le tomaron muchas fotos y otros le dieron flores y regalos.

El momento que nadie quería que sucediera llegó cerca de las 10:15 de la noche cuando interpretaron “No te quiero nada” y abandonaron el escenario unos minutos, pues los gritos de “otra, otra”, las regresaron, pero esta vez con la camiseta de la Selección Mexicana bien puesta y con la misma sonrisa que las caracteriza.

El dueto cerró la noche en Cancún con los temas “Perdón, perdón” y “30 de febrero”, al despedirse de su público, cerca de las 11 de la noche, lanzaron sus gorras y dejaron el escenario.