Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Con tres balazos en el ante brazo izquierdo, fue encontrado Alberto N, de 40 años de edad, tirado a la orilla del camino que va a las ruinas Dzibanché, en el municipio de Othón P. Blanco.

Presuntamente un compañero de la víctima, con quien trabaja en un rancho cercano al poblado de Morocoy, lo atacó con un arma de fuego, al parecer tenía intenciones de asesinarlo, pero la puntería le falló.

Alrededor de las 4 de la tarde, guardias de seguridad de las ruinas Dzibanché y Kinichna, ubicadas a 83 kilómetros de Chetumal y a hora y media de camino en vehículo, tropezaron con el cuerpo de Alberto, por lo que enseguida dieron aviso a los elementos policíacos, por medio del número de emergencias 911.

También te puede interesar: Muerte de albañil provoca ola de violencia en Villas del Sol

Cuando los uniformados llegaron al lugar, se dieron cuenta del sujeto tirado a la orilla del monte, quien dijo ser originario del poblado de Morocoy, y que su compañero de trabajo en un rancho cercano, le habían disparado con una escopeta calibre 16 en el brazo izquierdo y se dio a la fuga, sin embargo, aseguró desconocer los motivos que tuvo para agredirlo.

Al sitio arribó el padre del lesionado, de 75 Años, quien dijo que a él le habían avisado los guardias de seguridad de las ruinas y necesitaba saber cómo se encontraba su hijo.

Debido a la falta de patrullas, los policías procedieron a trasladar al lesionado a la comunidad de Ucum, donde ya los esperaban paramédicos de la Cruz Roja, quienes al revisar al hombre le encontraron heridas de bala; uno de ellos con salida en brazo izquierdo.

De inmediato fue trasladado al Hospital General para su atención médica, mientras que Policías Ministeriales tomaron conocimiento del caso, para la investigación correspondiente.