Raúl Balam/SIPSE
Holbox, Q. Roo.- Un duro golpe a la economía de las familias está originando el frente frío número 24, porque de entrada son tres días en que el puerto de la isla de Holbox se encuentra cerrado a la navegación de embarcaciones menores, y está en puerta el frente frío número 25, que traerá por lo menos dos días más de rachas de vientos, lo que obligará a los pescadores a no salir a altamar durante cinco días consecutivos.

“Causa molestia nuestro actuar como autoridades portuarias".

El capitán de puerto, José Luis Ibarra Rojo, informó que para preservar la seguridad de los hombres de mar, se tomó la decisión de que todas las embarcaciones menores no salgan a altamar, ya que aunque afecta el sustento del hogar, es más importante la vida de las personas.

También te puede interesar: ¿Quieres ir a Holbox? Ten en cuenta esta información

“Causa molestia nuestro actuar como autoridades portuarias, pero hay rachas de 40 a 50 kilómetros por hora en altamar, y es un verdadero peligro, porque puede surgir una desgracia, y alguien puede perder hasta la vida”, subrayó.

Reconoció que en pleno fin de semana, que es cuando arriban los turistas de diferentes partes del mundo, es cuando afectó el mal tiempo a hoteleros, restauranteros, rentadoras de carritos de golf y hasta tricicleros en el puerto Chiquilá.

Dijo que a pesar de esa situación, los únicos que prestan el servicio de pasaje son las navieras Nueve Hermanos y Monkeys.

Holbox, un paraíso

Oficialmente hay 850 habitaciones de hotel, comparado con cifras exorbitantes como las más de 32 mil en Cancún, pero se trata de una isla de tan sólo 40 kilómetros de largo por dos de ancho, lo que resulta en un santuario de tranquilidad y un servicio mucho más personalizado, además de la calidez y seguridad de un pueblo donde todos se conocen.