Fernanda Duque/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Tomó seis años construirlo, tiene poco más de un año de inaugurado y el Hospital General de Cancún “Jesús Kumate Rodríguez” se encuentra a 80% de capacidad.

El director del nosocomio, Ignacio Bermúdez Meléndez, explicó que para 2022 estiman llegar a funcionar al 100%, por lo que han externado a los Servicios Estatales de Salud (Sesa) que para esa fecha tendrán que sumar 300 trabajadores a la plantilla laboral de mil 200 personas que actualmente tienen, con el objetivo de que el servicio no se vea rebasado.

También te puede interesar: Hospital General de Playa del Carmen, rebasado en capacidad

Sin embargo, la jefa de enfermeras del centro hospitalario, María Cecilia Bracho Azamar, mencionó que ante el elevado número de atenciones que se ofrecen, en mayo de 2018 solicitó 300 enfermeras más, para completar una planilla de 900, situación que también fue mencionada por Barbaciano Sansores Matos, secretario general del Sindicato de los Trabajadores de la Salud en el estado.

“Desde su apertura, la demanda ha sido mucha, y más contextualizándolo en estos tiempos, pues también ha incrementado más el trabajo”, expuso la enfermera.

Al respecto de la infraestructura, el titular del nosocomio explicó que las primeras acciones que se realizarán serán la apertura del área de quimioterapia ambulatoria y de diálisis, proyectos que físicamente están terminados, pero que todavía tienen pendiente su equipamiento, que no se pudo finalizar debido a que los recursos fueron congelados por el proceso electoral y posteriormente, por el cambio de administración a nivel federal.

En cuanto a las atenciones psiquiátricas, el hospital cuenta con tres especialistas, pero “para el futuro inmediato lo ideal es tener un pabellón psiquiátrico en donde podamos tener un área independiente, anexa al hospital, que albergue psiquiatras para todos los turnos, hacen falta dos psiquiatras en la noche de lunes a viernes y otro para la noche el sábado y domingo”, adelantó el médico.

Esto no sería todo, pues también se ha propuesto la construcción de un hospital especializado de ginecopediatría para atender los 400 partos mensuales que se dan en el nosocomio, pues el directivo recordó que en Benito Juárez, Sesa atiende al 50% de la población, y el restante pertenece al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).