Eva Murillo/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Desde hace un par de semanas las autoridades del Hospital General Jesús Kumate Rodríguez, decidieron instalar malla ciclónica en todo el perímetro del estacionamiento, luego de detectar el robo de luminarias de piso, llaves de los lavabos de los baños y hasta automóviles.

A casi un año de que el Hospital General empezó a funcionar en el nuevo edificio, el vandalismo se hizo presente, incluso dentro de las mismas instalaciones.

También te puede interesar: Se preparan para tratar problemas de conducta en alumnos

Empleados del nosocomio reportaron a las autoridades médicas que personas han arrancado las llaves y otros aditamentos de lavabos y baños en la sala de espera de urgencias.

Son personas que viven en la calle, que tiene algún tipo de adicción, explicó Ignacio Bermúdez Meléndez, director del hospital, pues esa zona permanece abierta las 24 horas del día sin restricción de acceso.

Otros hurtos detectados en estos últimos días han sido en el estacionamiento, varias lámparas instaladas en el piso de las áreas jardinadas para alumbrar el edificio fueron arrancadas de la base de cemento, dejando los cables de energía eléctrica al descubierto.

La semana pasada, reveló el director del hospital, personas desconocidas se robaron un auto de un empleado del nosocomio, por lo que se hizo urgente tomar medidas que hagan más seguras las áreas exteriores del lugar. El hospital ubicado en la Región 248, en el fraccionamiento Villas del Mar III, en la periferia de la ciudad, empezó a funcionar en abril del año pasado.