Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- La excepción con altos niveles de ocupación son los hoteles de la modalidad “Todo incluido”, donde el registro de hospedaje alcanza el 95 por ciento, refiere el director de turismo, Claudio Cortés Méndez. En la zona de playas, los hoteles apenas subieron al 70 por ciento la ocupación, indican recepcionistas de los centros de hospedaje de la zona de punta Piedra y hay preocupación por la temporada de diciembre.

Los hoteles “Todo incluido” invierten en promoción, pero también en la limpieza de las playas, agregó, por lo que disponen ahora de la preferencia del turismo que arriba al municipio en busca de las playas y del sol.

También te puede interesar: Isla Mujeres, promocionado como destino de paseo

Agregó que con estos niveles de ocupación, del orden de los 95 puntos, se mantiene la plantilla laboral de estos grandes centros de hospedaje, lo que beneficia al destino y asegura la estabilidad laboral.

La diferencia está en los hoteles pequeños, donde la ocupación apenas alcanza supera los 65 puntos porcentuales.

La ocupación ha estado fluyendo poco a poco debido en parte a la presencia del sargazo, señala Mauricio Pérez Aldama, a cargo de la recepción de un hotel. Estos niveles de ocupación son los de septiembre, la etapa del año con bajo ingreso de turistas. El año pasado el hotel para el cual trabaja, tenía todas las habitaciones ocupadas. Se trata de un hotel que no supera la decena de habitaciones, pero que a estas alturas de la temporada, la presencia de paseantes es casi nulo.

Consideró que las medidas para limpieza del sargazo se tomarán a destiempo y ahora los ingresos económicos están bajando para estas pequeñas empresas.

En el mismo sentido se pronunció otro administrador de un hotel del centro de la ciudad, donde están desocupadas más de la mitad de las habitaciones, lo cual es malo para el negocio y el sustento de las familias.

La Asociación de Hoteles de Tulum señaló que en los hoteles de la playa, sus agremiados apenas van repuntando las cifras de ocupación y están al 75 por ciento, muy debajo de lo que registraron el año pasado, lo cual no beneficia al destino.