Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En dos semanas, el incendio forestal atípico El Chechén en el sur de Quintana Roo no ha podido ser controlado y ha afectado una superficie total de 270 hectáreas de vegetación arbustiva.

De acuerdo con el Centro Estatal de Control de Incendios Forestales (Cecif), este siniestro forestal registra un incremento de 440% de daño a la Reserva de la Biósfera de Sian Ka´an, pues el 20 de julio que inició era de apenas 50 hectáreas.

También te puede interesar: Incendios atípicos amenazan reserva de Sian Ka’an

La superficie total afectada por incendios forestales en el Estado pasó de cinco mil 461.19 hectáreas a cinco mil 641.28

Además, se tuvo que duplicar el número de brigadistas, de 17 a 39, para que puedan controlar la afectación a la Reserva.

Según las cifras oficiales, al 7 de agosto, el incendio forestal El Chechén tiene un 60% de control y un 40% de liquidación; sin embargo, el pasado 1 de agosto presentaba un 75% de control y 60% de liquidación.

Rafael León Negrete, gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en la entidad, explicó que las altas temperaturas a causa de la canícula ocasionan que el arbusto seco entre en combustión de manera más rápida, aunado a que en la zona no se presentan lluvias que ayuden a su control.

“Los combatientes están haciendo un gran esfuerzo por controlar y liquidar el incendio forestal de El Chechén y a pesar de las inclemencias del sol se pretende que en los próximos días se erradique”, señaló.

Detalló que el siniestro forestal se ha expandido muy rápido y se ubica a la altura del kilómetro 42, además se presenta fuera de la temporada oficial de incendios forestales, que finalizó el 30 de junio.

“Los 22 combatientes extras que se asignaron en el incendio forestal estaban asignados en otros dos que ya fueron liquidados”, apuntó.

Recordó que en los casos de los incendios Quemadal y Uaymil, ya fueron liquidados en su totalidad durante el fin de semana y tuvieron afectación de 80 hectáreas y 70 hectáreas, respectivamente, en esta misma zona de la Reserva.

Por último, León Negrete exhortó a la población a no arrojar colillas de cigarrillos encendidos por las ventanillas de sus vehículos cuando circulen por las carreteras estatales y federales para evitar el surgimiento de este tipo de incendios.