Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- El incendio en el  basurero de la capital que inició el pasado lunes, se expandió de manera violenta, ya que alcanzó cuatro hectáreas por las condiciones cambiantes del viento; las autoridades prevén sofocarlo en cinco días.

Roger Peraza Tamayo, secretario general del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, informó que de acuerdo con el reporte de la Dirección del Cuerpo de Bomberos y de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM) y de la Dirección de Servicios Públicos municipales, el principal problema para controlar el incendio continúa siendo las condiciones del viento, así como las altas concentraciones de gases en el lugar.

También te puede interesar: Fuego en basurero afecta a cinco colonias de Chetumal

Dijo que el incendio inició en un área de 500 metros cuadrados, pero las altas concentraciones de gases como el metano, nitrógeno, hidrógeno, amonio y oxígeno, así como la dificultad para ingresar lo más cerca que se pueda al siniestro, han impedido que se logre evitar la propagación del mismo.

“En  caso de contar  con agua  suficiente y más maquinaria en las próximas 24, se estima  que para el próximo sábado, se tenga un control de la situación, y a mediados de la siguiente semana, extinguir”.

Personal de diversas dependencias trabajan para sofocar el siniestro. (Joel Zamora/SIPSE)

Indicó que el primer incendio del año en el tiradero a cielo abierto de la capital, inició a las 10:30 de la mañana del lunes, pero la falta de caminos que permitan rodear el siniestro y una mayor circulación  de las unidades, así como la falta de maquinaria, han complicado la situación.

Agregó que se han sumado a los trabajos personal y equipo de las instancias de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Comisión Nacional Forestal (Conafor), Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), así como empresarios de la localidad.

Jean Baptiste Manel N´tab, director de Servicios Públicos municipales, señaló que entre las dependencias que se sumaron al trabajo del control del incendio, se junta poco a poco el equipo requerido.

Ya tenemos tres máquinas y nos está por llegar una más de Felipe Carrillo Puerto; necesitamos aislar la zona de influencia, cortar la corriente subterránea para que podamos evitar la propagación del fuego y empezar a tener control del incendio”.

Hasta el momento, las nubes de humo afectan cinco fraccionamiento, los más cercanos a ese lugar, Américas 1, 2 y 3, Flamingos y Caribe tres.