Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- A casi un mes de haber concluido la temporada crítica de incendios forestales, tres siniestros “atípicos” han consumido 150 hectáreas de selva media-baja y amenazan la Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an.

Rafael León Negrete, gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Quintana Roo, informó que desde hace 10 años no se presentaban incendios a finales de mes de julio en el estado.

También te puede interesar: Reactiva calor riesgo de incendios urbanos

Es el efecto de la canícula, las temperaturas son el detonante principal para los siniestros, aunado al importante material de combustión que hay en la selva”.

Indicó que para la Conafor, desde el 30 de junio, dio por concluida la temporada crítica de incendios forestales en el estado, al terminar las condiciones más adversas de la temporada 2018, en los meses de febrero-junio.

Los que se presenten después los consideramos atípicos porque no se presentan de manera normal en otros años”, dijo.

León Negrete, explicó que se realizó un sobrevuelo en el área afectada del municipio de Othón P. Blanco, logrando identificar tres puntos críticos en los que el macizo forestal se consume rápidamente.

Por lo anterior, se activaron 50 combatientes de incendios forestales, de un total de 140, divididos en cinco brigadas, cada una de éstas para que atiendan de manera inmediata los tres incendios y se ha dado parte a los integrantes del Comité de Incendios Forestales, como la Secretaría de Marina, Secretaría de la Defensa Nacional y Protección Civil.

“La intención es que el fuego no llegue a la zona urbana y ponga en peligro los asentamientos humanos, hasta el momento no tengo reporte que alguna vivienda se haya afectado, sin embargo los brigadistas están atentos a informar cualquier incidente”, indicó.

Hasta el cierre de la edición, el Centro Estatal de Control de Incendios Forestales de la Conafor, no había emitido el diagnostico preliminar de la situación de cada incendio.