Raúl Balam/SIPSE
KANTUNILKÍN, Q. Roo.- El presidente del comisariado ejidal del ejido de Kantunilkín, Manuel de Jesús Cauich Oxte, pidió a todos sus compañeros labriegos que andan en las sabanas realizando trabajos de pesca o de caza de algún animal en peligro de extinción como le jabalí o venado cola blanca de evitarla, ya que hay reportes de que ahí han salido los incendios de gran magnitud en años anteriores.

Entrevistado ayer por este medio de comunicación, recalcó que al acudir a la selva los campesinos dejan prendido fogatas y por la intensa sequía de los meses de marzo, abril y hasta mayo, es cuando se origina un incendio y pone en jaque a las autoridades de los tres niveles de gobierno.

También te puede interesar: Limpieza de terreno se sale de control y se incendia

Destacó que deben de cuidar la selva porque con los incendios van devastando todo tipo de plantas en peligro de extinción como El Cedro y madera dura para palapas que está bien cotizada en zonas turísticas como la isla Holbox.

Dijo que hay sanciones severas para personas que sean detectadas afectando los bosques, ya que por el momento se realizan trabajos de reforestación en las áreas afectadas por incendios de años anteriores.

Recordó que a unos días de tomar la responsabilidad, la brigada de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) impartió un taller de combate a incendios forestales, porque hay reportes de que la sequía apenas inicia y es mejor empezar con los trabajos preventivos.

También, dijo que el año pasado hubo una afectación de mil 837 hectáreas y las más concurridas fueron dos que colindaron con Francisco May, del municipio de Isla Mujeres.