Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Hay alarma en el Centro de Integración Juvenil (CIJ), de Playa del Carmen por el acelerado incremento que se está percibiendo en cuanto al consumo de cocaína y crack, además de la disminución en la edad de los casos tratados.

Durante el último año se han quintuplicado el número de pacientes en terapia para dejar el consumo de dichas drogas químicas, destacando menores de edad desde los 10 años de edad, cuando el rango a finales del año pasado era de 12 años.

“Lo que estamos viendo es que en este año los índices de consumo de cocaína y crack van a subir en general, la famosa “pierda” y especialmente entre los jóvenes, por lo que estamos enfocándonos a la parte de informar a los padres de familia sobre los daños de este tipo de consumo. Decirles que existe un lugar donde pueden acudir”, comunicó Dominique Torres Reynoso, directora del Centro de Integración Juvenil de playa del Carmen.

También te puede interesar: Policía Federal realiza operativo sorpresivo

Advirtió que por cada uno de estos niños con problemas de consumo de drogas químicas, pueden existir cifras similares dentro de la población en general que no están siendo tratados o canalizados en alguna terapia de rehabilitación.

La especialista en prevención de adicciones, recalcó que los factores que se ha identificado como detonantes para estas adicciones son: El exceso de tiempo libre de los adolescentes, la falta de supervisión del circulo familia más próximo y la presión social de los grupos de amigos.

“El tiempo libre en exceso que tienen los niños no se está aprovechando en cosas positivas, además no se está teniendo la supervisión necesaria de parte de los padres de familia, además de un tiempo de convivencia de calidad. También es un factor la baja percepción de riesgos del consumo y la necesidad de pertenecer a un grupo de amigos que orilla a la imitación de quienes lo hacen en contextos de amigos”, señaló Torres Reynoso.   

A inicios del presente año, a directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Playa del Carmen, daba a conocer que en anual de atender 1 o 2 casos al mes durante el 2017, se pasó a más de 5 mensualmente por lo que aseguró que es necesario reforzar los trabajos preventivos de reflexión en planteles educativos, tanto públicos como privados.