Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- Alrededor de las  3 de la tarde, en la Supermanzana 65, en El Crucero, ubicado en la avenida Tulum casi esquina con López Portillo, una persona fue asesinada a balazos.

De acuerdo con el informe policíaco, en el interior de la joyería ‘Landy’, se reportó un robo a mano armada.

Versión de los testigos

 Según una de las versiones, un individuo ingresó al local aparentando ser un cliente. Todo marchaba como si nada, cuando de una mochila otro sujeto, de complexión delgada, con pantalón de mezclilla, playera verde con rojo y gorra, sacó un arma de fuego.

 En ese momento un hombre, al parecer empleado de la joyería, al ver el arma trató de impedir el atraco e intentó detener al presunto responsable, quien no dudó en accionar su arma en al menos dos ocasiones para ultimarlo; el ahora occiso vestía camisa sin mangas, pantalón de mezclilla, ambos de color negro, cinturón y botas vaqueras.

También te puede interesar: Balean a una persona en 'El Crucero' de Cancún

 Cuando se escucharon los balazos una de las empleadas se tiró al piso mientras personas que estaban cerca, entraron en crisis nerviosa;  los sospechosos huyeron en un vehículo con rumbo hacia la Ruta 4 y desaparecieron.

 Más tarde, peritos criminalistas aseguraron en el lugar había un arma tipo escuadra calibre 25  y un cuchillo, los cuales marcaron como indicios para ser estudiados y determinar cómo sucedió el crimen.

 La zona del Crucero quedó cerrada a la circulación por más de dos horas, y autoridades tanto municipales como ministeriales se encargaron de tomar conocimiento, pero serán estos últimos quienes tengan un caso más en su larga lista de hechos de alto impacto en el lugar.

Sin reconocer ejecutado de la Región 91

El sujeto baleado la tarde de ayer, en las inmediaciones de la Región 91 de Cancún, continúa en calidad de desconocido, y hasta ahora nadie se ha presentado a reclamar el cuerpo del ahora occiso.

La Fiscalía General del Estado informó que el sujeto recibió tres disparos en la espalda a la altura del tórax, otro en el brazo izquierdo, y uno más en la axila, mismos que le ocasionaron la muerte; al momento del atentado vestía una playera amarilla y un pantalón de mezclilla.

Hasta ahora no se tiene información de él o los presuntos responsables, testigos del lugar señalaron que únicamente escucharon las detonaciones y vieron caer el cuerpo del sujeto, a quien no ubican que sea de la zona.