Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En la carretera federal Felipe Carrillo Puerto-Tulum, persisten tres tramos inundados, en uno el agua alcanzó el metro de alto, en los otros, los 40 y 20 centímetros. No está cerrada, pero las personas pasan bajo su propio riesgo.

En un recorrido por la zona, se constató que el punto más crítico son 100 metros a la altura del kilómetro 180, el agua alcanza el metro de alto; algunos conductores de vehículos compactos se arriesgan a pasar, pero pocos logran la hazaña.

También te puede interesar: Baja nivel de agua en poblados afectados por lluvias

Quienes no logran pasar, tienen que bajarse a empujar la unidad para poder salir del agua, posteriormente esperar a que su carro vuelva arrancar.

A escasos 20 metros del punto antes mencionado, existe otro tramo similar que también tiene agua, ahí alcanza los 40 centímetros de alto.

En el kilómetro 177 de la misma vía hay un tramo de 20 metros, aproximadamente, inundado, ahí el agua alcanza 20 centímetros de altura sobre el asfalto.

En el lugar se observa la formación de algunas fisuras en el pavimento por el agua acumulada de varios días y el tráfico que no ha parado, por el contrario, sólo las unidades pesadas pasan sin contratiempos.

En el sitio permanece personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Quintana Roo, así como elementos de la Policía Federal (PF) destacamentados en Felipe Carrillo Puerto, quienes controlan el “cuello de botella” que se forma por el lento tráfico, principalmente cuando cruzan los tráilers y demás unidades pesadas.

Además, intentan persuadir a aquellos valientes con vehículos pequeños para que desistan en la idea de cruzar.

Algunos hacen caso, pero otros se quedan a medio camino y corren con mucha suerte si otro conductor, de un vehículo de mayor tamaño, les remolca fuera del agua.

A la salida de la ciudad de Felipe Carrillo Puerto, se encuentra personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil, se encarga de informar a los automovilistas de las condiciones en que se encuentra la vía federal.

Les recomiendan que en caso de ser muy necesario el viaje, utilicen la ruta que conduce a Valladolid, Yucatán, a fin de evitar quedar varados en las zonas inundadas.

De acuerdo con los pobladores de la zona maya, si bien la inundación obedece a las lluvias atípicas, y también a que estos tramos se encuentran más cerca a Vigía Chico, que es una zona de playas y humedales.