Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Pese a los esfuerzos que ha hecho la Comuna para detener las invasiones, incluso con el uso de la fuerza pública, Cristina Torres Gómez lamentó que se sigan organizando más asentamientos humanos irregulares que generan degradación ambiental y cinturones de marginación social.

“Por ello quiero pedirle a los propietarios de terrenos baldíos que los cuiden, que los protejan, lo establece el reglamento, es su obligación, y es increíble la devastación que se están generando, y las zonas de marginación que están formándose”, dijo la alcaldesa.

También te puede interesar: Jurídicos de la SEP investigan invasión en el Tecnológico

Aunque aseguró que mantendrán su convicción de contener las invasiones como lo hicieron en al menos tres ocasiones en estos dos últimos años mediante la intervención policial, reconoció que “lamentablemente hay una organización detrás de estas invasiones que hace difícil calificar una necesidad social (…) A veces estas micro invasiones ocurren durante la madrugada y están consumadas al amanecer”.

Indicó que antes de terminar este gobierno reiterarán el llamado a las instancias federales debido a que se tiene información que se continúa invadiendo el derecho de vida de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la zona conocida como Las Torres, donde el Ayuntamiento no tiene jurisdicción para intervenir.

Estas consideraciones se generaron luego del informe parcial del censo población que el Comité Municipal de Población (Comupo) mostró ayer, en donde se detectaron la incidencia de estas invasiones aunque también se desprendieron respuestas a necesidades sociales, como el caso de la educación.

De acuerdo al Comupo se generaron datos para saber qué tipo de plantel se requiere para la planeación del sector educativo; por ejemplo, en Villas del Sol se requieren primarias y secundarias, y un poco más al norte existe la necesidad de construir planteles de educación media superior, y más espacios de salud.

El conteo que el Comupo presentó abarcó a 40 zonas habitacionales censadas, admeá de asentamientos humanos como Jacinto Canek, Nuevo No-Bec y Villas de la Primavera, y zonas irregulares como Las Torres, In House y El Fundador.