Redacción/SIPSE
CHETUMAL.- Autoridades de la Vicefiscalía de la Zona Centro, investigan el fallecimiento de un bebé al interior de una vivienda de la comunidad maya de Tihosuco, donde versiones preliminares refieren que presuntas irregularidades en el cuerpo del recién nacido impulsaron el traslado del pequeño, a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) a fin de conocer las verdaderas causas del deceso.

De acuerdo con información oficial, este lunes se registró una movilización de agentes de la policía ministerial, peritos y médicos legistas, en las inmediaciones de la alcaldía de Tihosuco para iniciar con las diligencias e investigaciones en torno al reporte del extraño fallecimiento del infante.

También te puede interesar: Le cierran el paso a una mujer y roban medio millón de pesos

La mañana del 10 de septiembre, personal del centro de salud de la localidad, dio parte de los hechos a las autoridades ministeriales, en el que se refería a la muerte de un recién nacido presuntamente al interior de un domicilio en la colonia San Juan, de la comunidad de maya.

De manera extraoficial trascendió que una mujer identificada con el nombre de Rosalía T.P., de 40 años de edad, acudió al centro de salud a solicitar la intervención del personal médico en su domicilio, debido a que un bebé presentaba fuertes complicaciones.

Presuntamente el recién nacido ya no contaba con signos vitales, y presentaba asimetría facial con cianosis peribucal y sangrado, además de otras irregularidades en el cuerpo, por lo que, tras realizar las primeras investigaciones, las autoridades ministeriales ordenaron trasladar el cuerpo a instalaciones del Semefo para la necropsia de rigor, con la finalidad de determinar las causas exactas del deceso, sin descartar la posible comisión de un delito.

Hasta el momento las investigaciones continúan para dar con la causa de la muerte del neonato.