Tony Blanco
JOSÉ MARÍA MORELOS, Q. Roo.- La familia Matus Alcocer, oriunda de la comunidad de Cafetalito en el municipio de José María Morelos, preserva una Cruz de madera que consideran un tesoro pues tiene más de 100 años de antigüedad.

Cafetalito, se localiza a 10 kilómetros de la cabecera municipal. Día con día, Francisco Matus Yah de 91 años, mejor conocido como “Don Panchito” abre las puertas de su humilde vivienda a decenas de personas que con gran devoción visitan la “Cruz Milagrosa”.

También te puede interesar: Rescatan de la suciedad al Santuario de la Cruz Parlante

Al igual que la familia, los habitantes, aseguran que la cruz, de más de metro y medio de altura data de la Guerra de Castas y presuntamente fue abandonada en montes cercados a Peto, Yucatán, y fue un regalo de su tío hace más de 60 años cuando vivía en la comunidad de Chaksinkín.

“Es un privilegio que llego a la familia hace muchos años, y mis descendientes tendrán que cuidar la Santa  Cruz del divino Rostro”.

Indicó que la Santa Cruz es milagrosa para todo el que se acerque a pedir por algo o alguien, pero lo más importante, dijo es tener mucha fe, para que sus peticiones se cumplan.