Alejandro Poot/SIPSE
JOSÉ MARÍA MORELOS, Q. Roo.- Ex trabajadores del Ayuntamiento de José María Morelos y padres de familia de la comunidad de Naranjal aprovecharon la visita del Gobernador Carlos Manuel Joaquín González, en el marco del primer informe José Dolores Baladez Chí para exponer sus quejas.

Desde antes de las 5:00 de la tarde, un centenar de ciudadanos morelenses se dieron cita en las afueras del Teatro de la Ciudad “Sra. Narcedalia Martín de González”, escenario del primer informe de actividades del alcalde.

También te puede interesar: Paoly destaca inversión millonaria en Felipe Carrillo Puerto

Con pancartas improvisadas y algunas mantas, los ex trabajadores, solicitaron al mandatario estatal intervenga para agilizar el pago del Laudo que presuntamente ganaron al Ayuntamiento por más de 30 millones de pesos luego de haber sido despedidos injustificadamente por Juan Parra López.

“Que saque las manos la secretaria de Previsión Social del lado ganado”; “Sr. Gobernador haga que se cumplan las leyes”, eran algunas de los señalamientos hechos en cartulinas.

De acuerdo con el abogado de los más de 200 ex trabajadores, Fredy May Vargas, el caso ya fue ganado y no saben el por qué el Tribunal no ha notificado al Ayuntamiento.

Asimismo hombres, mujeres y niños, de la comunidad antes mencionada, solicitaron la intervención del gobernador para que envíen a maestros a su centro escolar, toda vez que hace falta una docente.

“Los grupos son muy grandes, los maestros no se dan abasto para atenderlos”, gritaban los padres de familia mientras esperaban la llegada del gobernador.

Entre las pancartas se leía: “Sr Gobernador no queremos que se cierre un grupo por falta de maestros”; “Dónde quedo la reforma educativa”, por citar algunas.