Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Fiscalía General del Estado (FGE), informó que el hecho violento registrado este viernes en la colonia Valle Verde, en el que un menor de edad resultó con dos heridas de bala, no fue un intento de ejecución si no un asalto.

La víctima del atraco, CA. C., quien dijo tener 17 años, explicó que un par de personas le dispararon para poder quitarle un teléfono celular y una cadena de oro que lleva puesta en el cuello.

También te puede interesar: Movilización por dos personas baleadas en la Región 256

Con una herida de bala en el hombro y una en el cuello con orificio de entrada y salida, el menor de edad fue ingresado en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la Región 509, la misma noche de la agresión.

El joven, a pesar de lo peligroso de las heridas, salvó la vida y narró a su mamá la manera en que ocurrieron los hechos, dejando descartada la versión de un intento de ejecución en su contra.

Los hechos violentos fueron registrados en la colonia Valle Verde, a unos 300 metros de la avenida López Portillo, donde el menor de edad quedó tendido en el piso tras la agresión, hasta que paramédicos llegaron al lugar para atenderlo y trasladarlo a un hospital para que recibiera atención médica.

También te puede interesar: Joven mujer, ejecutada desde la ventana

La señora M. P.C, informó a las autoridades que el menor baleado es su hijo y que tiene 17 años, además señaló que él mismo le explicó que “fue agredido por unos sujetos los cuales le robaron su teléfono celular y una y soguilla de oro”.