Rubi Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Con quemaduras por el sol en el rostro y algunos de ellos sin zapatos, pero con una sonrisa en el rostro al cumplir la meta de llegar a Cancún y venerar a la Virgen Morena, arribaron ayer a mediodía, seis jóvenes peregrinos, a las instalaciones del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. 

Los antorchistas de entre 16 y 18 años, son procedentes del poblado de Tedzidz, Yucatán, y aseguran que el amor por María, madre de Jesús, comenzó desde que eran niños, inculcado por sus familias y que sin tener alguna petición para ella en específico, viajan cada año para festejarla en su día y agradecerle de ese modo todas las bendiciones que ha traído a sus vidas.

También te puede interesar: Consagran Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe

Este es el cuarto año de recorrido para José Israel Euan Koh, quien al ser el más veterano de ellos, impulsa para que otros jóvenes continúen la tradición y que como él realicen el recorrido en bicicleta, representando la fe de todo el poblado.

Con los pies sucios y maltratados por los pedales de la bicicleta y las piedras, dijo haber cedido sus sandalias a uno de sus compañeros de recorrido, ya que él está acostumbrado a las situaciones imprevistas de un recorrido, así como a las inclemencias del tiempo y los novatos deben padecer lo menos posible.

Tras arrodillarse a los pies de la virgen y agradecer el llegar con bien a Quintana Roo, los peregrinos fueron abordados por voluntarias de la parroquia, quienes los invitaron a asearse en caso de que así lo desearan, y a tomar un pequeño refrigerio.

Sin embargo, ellos prefirieron que les facilitaran una conexión de luz para poder cargar sus celulares y avisar a sus familias que llegaron con bien y que con la bendición de la Virgen María, llegarían con bien a su poblado el próximo 12 de diciembre, para compartir con todos la experiencia vivida.

Ellos son sólo un ejemplo de los miles de peregrinos que llegan a la localidad de diversas partes del país, en vísperas del 12 de diciembre y que sin importar los kilómetros que recorran a pie, en bicicleta o en auto, son movidos por la fe y por el amor a la “Morenita”.

(Video: Sergio Orozco/Fotos: Tomás Álvarez)