Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.-  La empresa Float Fun Cancún, que entrará en operaciones esta semana en playa Langosta, con juegos acuáticos por medio de boyas; limitó la zona para los visitantes que ahora tienen pocos metros para nadar y disfrutar del mar, luego de la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Los inflables que forman la palabra Cancún, que sólo se pueden distinguir desde una vista aérea, ya están listos e instalados y cuentan con personal capacitado, pero los bañistas no pueden rebasar la zona delimitada, lo que además ya quitó la visibilidad para ver el mar, causando indignación entre los visitantes, pues tienen que lidiar con el muelle de una empresa privada, un hotel y ahora el atractivo por el que tienen que pagar, dejando pocos metros para disfrutar de la zona federal.

También te puede interesar: Parque acuático de playa Langosta suspende actividades

Playa Langosta es utilizada por deportistas que eligen este arenal para practicar diferentes actividades, entre ellos los canoeros que realizan año con año la travesía sagrada, y de ahí parten para realizar sus entrenamientos. 

La Capitanía de Puerto citó a la empresa para que haga una delimitación con boyado, con el fin de evitar accidentes con embarcaciones, ya que por ese sitio transitan lanchas, motos acuáticas y yates de diferentes pies, advirtió el capitán Francisco Quiñones Quiñones.

“La empresa debe cumplir con las medidas de seguridad y la señalización a través de boyas, para evitar cualquier incidente;  hasta el momento sabemos que cuenta con la documentación correcta”, explicó.

El permiso de operación fue otorgado por la Semarnat en cinco de nueve sitios.

De acuerdo con la dependencia federal, los lugares de ubicación del proyecto se consideran áreas impactadas por las actividades turísticas, y no prevén un incremento del problema existente. Explicó que los juguetes modulares inflables operarán únicamente en temporadas altas (primavera-verano).