Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- La complejidad administrativa para operar un negocio y lo costoso es algo que preocupa a los dueños de micro, pequeños, medianas y hasta grandes empresas, dijo Karla Romero, abanderada de la coalición “Por Quintana Roo al Frente” por la diputación al distrito electoral 03.

Recorrió el tianguis de la Región 233, donde escuchó a los comerciantes, quienes externaron entre sus preocupaciones la excesiva tramitología a la hora de abrir una empresa, o renovar los permisos de sus negocios, lo cual los ha orillado a la informalidad.

“Debemos hacer una realidad la simplificación administrativa, sobre todo en municipios como Benito Juárez, ya la tecnología permite más eficiencia y es a donde debemos voltear a ver” apuntó.

Dijo que la falta de simplificación administrativa para obtener autorizaciones de operar un negocio en Cancún impacta en su desarrollo económico y la falta de diversificación.

Karla Romero, citó que de acuerdo con Data Coparmex, el gasto promedio anual de las empresas para el cumplimiento del marco regulatorio es de 61 mil 519 pesos en Quintana Roo, cuando en otros estados, como en Hidalgo, representa menos de 15 mil pesos.