Mauricio Conde/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Luego de una conferencia de 45 minutos bajo el tema “La verdad sobre la renta de vientres” ante unas 300 mujeres quintanarroenses, Marcelo Bartoloni  Espárza es asediado por más tiempo del utilizado en su disertación por varias féminas interesadas en comunicarle experiencias de este controversial tema conocido en la práctica como la Explotación de Mujeres con Fines Reproductivos (EMFR).

Todavía retumba en el ánimo de las presentes su cruda afirmación:  “Quienes luchamos contra la renta de vientres humanos apreciamos que en Quintana Roo existe un vacío legal que permite que las clínicas estén pisando esta delgada franja de la trata de mujeres y el tráfico de menores o la adopción ilegal de niños”.

En exclusiva para Novedades de Quintana Roo, luego de participar en el onceavo Congreso  de la Mujer del Centro de Estudios y Formación Integral para la Mujer (Cefim), el también director de Asuntos Públicos de Early Institute reiteró  lo que dijo al interior del salón del Hotel Ritz Carlton: “a  nivel federal existen dos propuestas actualmente en el Congreso de la Unión, una que ya se aprobó en la Cámara de Senadores y otra iniciativa en la Cámara de Diputados que ya fue aprobada en la Comisión de Salud; existen dos propuestas vigentes en la Cámara de Diputados que están actualmente en análisis y discusión, cualquiera de estas dos iniciativas se llegara a aprobar, pongamos por caso, en los próximos días, entonces la consecuencia sería que el estado de Quintana Roo también tendría que adaptar sus leyes estatales para hacer congruente y armonizar la legislación entre la Federación y los estados”.

"México se ha convertido en el siguiente paraíso reproductivo a nivel internacional"

Por ello, insistió en que “a nosotros nos preocupa mucho la situación de la gestación subrogada, principalmente en el sureste de nuestro país, porque México se ha convertido en el siguiente paraíso reproductivo a nivel internacional.

--¿Cuál es la situación que ha venido a denunciar a Cancún?:

Marcelo Bartoloni Esparza (MBE): Tabasco en enero de este año, 2016, decidió reformar sus leyes para restringir la práctica y prohibir principalmente que se diera esta renta de vientres para favorecer a los extranjeros, están usando a las mujeres mexicanas para tener hijos y entregarlos a los extranjeros.

Tabasco restringe en enero de este año sus políticas al respecto, pero encontramos después de hacer una investigación de tres años que hay varias de estas clínicas también asentadas en Cancún que se está volviendo un punto de destino para las prácticas de gestación subrogada.

Delgada raya 

Lo delicado de esto es que estamos pisando una delgada raya con el tráfico de menores y la adopción ilegal de menores, y la trata de mujeres. Porque ahí donde entregas a un hijo a cambio de dinero se le llama aquí y en China:  tráfico de menores.

Dónde tu consientas entregar un niño a una persona que no es su papá también se llama adopción ilegal de menores y por otra parte, hay trata en el momento en que nosotros podemos apreciar que hay personas que están haciendo grandes cantidades de dinero a través de la explotación reproductiva de mujeres en situación de vulnerabilidad.

También te puede interesar: Abandonan’ a 28 mujeres que alquilaron su vientre

Entre lo que se cobra a las parejas extranjeras que va de 450 mil, 500 mil pesos para arriba, y lo que se le paga a una mujer gestante que van de 80 a 100 mil pesos, hay una gran diferencia, esa diferencia va a favor de las personas que aprovechan  la necesidad, el hambre de esas mujeres que no tienen otra expectativa en su vida más que salirse a rentar.

Entonces nos preocupa que cada vez con más frecuencia se encuentran casos de personas que hacen grandes riquezas, hacen grandes fortunas a costa de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres, en donde los hijos dejan de ser vistos como sujetos de derecho, como titulares de derecho y se vuelven objetos de satisfacción por los cuales tu estas dispuesto a pagar grandes cantidades de dinero a cambio de su entrega.

Pero ¡aguas! , porque el niño tenga alguna deformación o problema congénito o complicación en la salud, te lo devuelven porque se genera una expectativa de consumidor. El consumidor paga dinero y espera que el  objeto de su satisfacción cumpla con sus expectativas, donde el niño no cumpla esas expectativas lo devuelven como mercancía y eso es algo muy delicado, sobre todo a los que nos ocupa el tema del interés superior del menor.

Porque aquí el menos favorecido y el que menos les preocupa, por lo visto, son los niños que se convierten en una mercancía y las mujeres se vuelven en un instrumento, las están mediatizando porque dejan de ser un destinatario y un titular de derechos, un sujeto de derechos, y se convierte en un medio para obtener una mercancía que entregas a cambio de dinero.

No la estás viendo como una persona, a la que si bien es cierto, atraviesa una situación de necesidad, en lugar de apoyarle con educación y con trabajo, con vivienda, con salud, lo que estas haciendo es decirle tu única opción que yo te puedo dar es salirte a rentar, o hacer con tu miseria dinero. Esa es la parte delicada de esto.

--¿Hay acceso a los resultados de este estudio realizado a lo largo de tres años?:

(MBE): Si, por supuesto, en la página internet de nuestra organización están los datos con un informe que realizamos en conjunto con la Comisión Especial de Lucha la Trata de Personas de la Cámara de Diputados, que muy preocupados por este tema, principalmente en el sureste de nuestro país hicimos una publicación conjunta. En ese informe lo que se está denunciando es que detrás de la gestación subrogada hay una auténtica trata de mujeres y prácticamente podemos estar hablando de tráfico de menores, porque hay entrega de niños a cambio de dinero.

Hace unos días en Tabasco, por ejemplo, se publicó el caso de una pareja a la que no pudieron entregarle el hijo porque faltaban 200 mil pesos. El hijo se convirtió en una especie de mercancía, de rehén de una transacción económica.

Si el niño no resulta con las características físicas, intelectuales o funcionales que tu quisieras, que ya no sea digno de tu cariño, entonces lo devuelvas, porque entonces estaríamos llegando a una locura donde el tema es que queremos niños perfectos, altos estándares que muchos de nosotros no los pasaríamos.

¿Qué mensaje le envías a las mujeres quintanarroenses?:

(MBE): Qué todo esto es algo delicado, por eso venimos a hacer conciencia entre las mujeres de Quintana Roo para que tomen en cuenta que detrás de ese discurso romántico de que van a ayudar a una pareja a tener hijos, etcétera, de lo que estamos hablando es de llevar a cabo un auténtico embarazo de nueve meses, una labor de parto con complicaciones de salud, que puedes exponerte a preclamsia , que pueden tener diabetes gestacional, que pueden haber complicaciones de hemorragias, como en cualquier otro parto tienes un riesgo obstétrico, y que encima cuando ese riesgo obstétrico lo corres para entregar al niño a cambio de dinero, pues creo que entonces se viene al suelo esa teoría de que lo estás haciendo por ayudar y que les estamos dando auténticas oportunidades a las mujeres de Quintana Roo, porque si nos preocuparan las mujeres en  lugar de salir a rentar a las mujeres estaríamos buscando darles educación o trabajo, oportunidades de que pongan un negocio.

Si realmente nos interesan las mujeres del estado vamos dándoles oportunidades y no saliendo a rentarlas.

Estamos encontrando también casos en lo que esto constituye un estilo de vida. Hay un caso documentado en Tabasco en donde la madre invita, impulsa, promueve que sus cuatro hijas se renten, y tienen un hijo, lo entrega, reciben un dinero y se vuelven a formar para volverse a embarazar y entregar el siguiente hijo.

Está volviéndose esto hasta en un estilo de vida y yo creo que eso no es conveniente ni para la mujer ni para los hijos y mucho menos para los hermanos de estos niños que ven como su madre entrega al hermanito a cambio de dinero.

Afectación sicológica 

¡Imagínate la afectación sicológica del niño!, saber que su madre originaria lo entregó por dinero y del hermano que vio como lo entregaban al otro a cambio de dinero. ¿Sabes cuál es la concepción que va a tener el hijo de su mamá después de ver que entregan a su hermanito a cambio de dinero?, o ¿el sentimiento de abandono y rechazo que va a tener el niño que sabe que su madre biológica lo entregó a cambio de dinero?, o ¿Qué sus papás pagaron para tenerlo?

Yo creo que estamos perdiendo de vista el interés superior del menor, este tipo de técnicas y procedimientos definitivamente creo que no benefician al menor y estamos viendo en este tipo de situaciones como cuando el padre detecta que trae alguna malformación el niño, piden que los aborten o los abandona; e inclusive, si son más de los niños que ellos esperaban piden que los aborten porque ellos nada más querían uno. ¿Y qué hacemos con los otros dos?

¿Sabemos a ciencia cierta cuántas mujeres están rentando sus vientres?:

(MBE): Actualmente no hay un censo o un registro que lleven las autoridades de estos procedimientos y por lo tanto es muy difícil de estimar. Sin embargo, en el estado de Tabasco se afirma que llevan más de mil 247 niños entregados a extranjeros en los últimos cuatro años.

Se da el caso de que los abogados de estas clínicas, cuando rechazan los padres que pagan el producto, obligan a las que rentan sus vientres hasta tres embarazos; Resulta que hacen a las mexicanas lo que no pueden hacer a las españolas o a las suecas, toda vez que estas prácticas están prohibidas en la Comunidad Europea desde noviembre de 2015.

¿Por qué a las mexicanas sí?, ¿porque no tienen dinero?, ¡por qué las autoridades no ponen un alto!

¿Por qué escogen mujeres en situación de vulnerabilidad?, una cosa es promover el turismo y no el turismo reproductivo.

Están muy preocupados por defender los derechos de los extranjeros que vienen a rentar vientres y no de nuestras mujeres a quienes ven como pie de cría.

--¿Qué opinas del discurso de grupos feministas que alegan el hecho de que la mujer pueda hacer con su cuerpo lo que quiera?:

(MBE): Está bien que defiendan que puede hacer la mujer con su cuerpo, pero cuando validan que una parte de ellas o ellas mismas estén a la venta, están validando la venta de órganos.

Reconozco, que la mujer peleó para estar en la arena pública, para tener cargos públicos, y después de todos estos años la conclusión es que siempre nada más sirve para tener hijos. Si de ahí partimos, ahora me dicen esto después de luchar paras ser diputadas, senadoras, gobernadoras, ¡ah, no, no, no!, pensándolo bien:  ¡yo sí y tú no!

Yo sí tengo esa posibilidad y ese derecho y tú para lo que sirves es para tener hijos, para rentarte como pie de cría. Ahí hay un algo en la construcción ideológica de este discurso que no es equitativo para todas.

Estamos viendo cómo se privilegian las mujeres de América y de Europa porque tienen dinero o porque su dinero vale 20 veces más que el nuestro, y cómo se vulneran los derechos de nuestras mujeres para entregar sus hijos a los extranjeros.

Se pierde así toda perspectiva cuando consideramos que podemos rentar el vientre de nuestra esposa, de nuestras hijas, nuestras hermanas, en lugar de buscarles acceso a la educación, la salud, el trabajo,  pero solo preocupa lo que se puede ganar con ellas.

Llevando el tema al absurdo, es porque tenemos que estar de acuerdo en que exploten a nuestras mujeres mexicanas y nosotros porque no explotamos a las norteamericanas, es un símil.

En lugar de ver por el interés del niño y la mujer, están haciendo riqueza con las mujeres en esta situación.

--¿Cuál es la solución?:

(MBE): Si realmente nos interesara el bienestar de las mujeres y los niños, buscaríamos que accedieran a sus satisfactores, porque actualmente son presa fácil ante sus necesidades. Porque actualmente las embaucan, las embarazan y cuando el bebé no reúne los índices de calidad se los devuelven, y entonces que le decimos a la mujer que estaba en la necesidad, ¡qué encima de su necesidad se lleva un niño!

Eso es lo que les compartimos a las mujeres de Quintana Roo, para que no se dejen engañar. Al final todo parto representa un riesgo obstrético, se trata de un niño no de una cosa, y por otra parte, entregarlo a cambio de dinero lejos de ayudar a la criatura le va a generar una afectación sicológica dela cual la propia mujer no se libra.

Por más que diga una cláusula que va a entregar al niño, no hay una sola mujer en el mundo no pase por un sufrimiento al momento de desprenderse de su criatura, o sea, tarde o temprano le va alcanzar esa afectación sicológica y stress postraumático de desapego sabiendo que inclusive lo entregó a cambio de dinero.