Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de 21 mil 288 niños de 5 a 17 años de edad en el Estado, realizan quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas; de esa cifra, más de cuatro mil, no asiste a la escuela.

De acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil (MTI) 2017, que da a conocer cifras del último trimestre de ese año, en el Estado existen 399 mil 262 niños de 5 a 17 años de edad, de los cuales 297 mil 987 realizan actividades domésticas.

El MTI, que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), indica que de los niños que hacen quehaceres en sus viviendas, 276 mil 299 lo hacen de forma adecuada mientras que 21 mil 288 lo hacen en condiciones no adecuadas.

También te puede interesar: Trabajan más de 10 mil niñas y niños en zonas de riesgo

“Los quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas son aquellas actividades dedicadas a la producción de bienes y servicios para el consumo de miembros del hogar y que afectan la salud o integridad física de quienes las realizan, es decir que se llevan a cabo en condiciones peligrosas o en horarios prolongados”, define el Inegi.

De los niños que trabajan en condiciones no adecuadas, 12 mil 985 son hombres y ocho mil 303 son mujeres y de ellos, cuatro mil 361 no asisten a la escuela. El MTI, no específica motivos, pero se trata menores que están en casa haciendo labores domésticas en condiciones no adecuadas o peligrosas.

El otro contraste, es que 101 mil 275 niños de 5 a 17 años de edad, además de estudiar, no realizan actividades domésticas.

Niños que trabajan

En otro apartado del mismo MIT, da a conocer que en Quintana Roo 22 mil 737 niños se encuentran ocupados, de los cuales 19 mil 957, trabajan en “ocupaciones no permitidas”. De esa cifra, 10 mil 562 laboran en actividades “peligrosas” y más de nueve mil lo hacen en edades no permitidas (de acuerdo con la Ley Federal de Trabajo la edad no permitida para trabajar es de 5 a 14 años de edad)

María Elba Carranza Aguirre, directora general del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Quintana Roo, indicó que en la temporada vacacional aumenta el número de niños que tiene que salir a las calles a trabajar; sin embargo, comentó que como sistema DIF, están monitoreando aquellos menores que laboran bajo condiciones peligrosas

Resaltó que cuando se detectan, buscan a sus papás y hablan con ellos sobre los peligros a los que se enfrentan.