Joel Zamora/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA) en el Estado, encontró tres nuevas grietas en la laguna de Chakanbakán, por lo que el lugar fue acordonado para evitar el ingreso de visitantes.

Este fin de semana, la laguna incrementó 20 centímetros, de acuerdo con un mecanismo que implementaron los ejidatarios, donde colocaron estacas de medición en todo el cuerpo lagunar.

También te puede interesar: Recuperación de Laguna Chakanbakán da vida a proyecto

Miguel Ángel Nadal Novelo, procurador de Protección al Ambiente, dijo que a través de las mediciones, se logró determinar que el nivel de agua de la zona en recuperación registró un metro con 50 centímetros.

“Nos llamó la atención que en los alrededores del cuerpo de agua que se perdió se encontraron otra dos grietas que son bastante interesantes y profundas de ocho a 10 metros de profundidad cada una”, dijo el funcionario.

Estas grietas fueron ubicadas a escasos 40 metros de donde se encontraba el cuerpo de agua, en la zona de vegetación de selva, por lo que obligó a las autoridades a mantener una vigilancia semanal para ver si no se presentan otras zonas de agrietamiento.

“La recomendación que se nos hizo es que prácticamente esa zona sea momentáneamente delimitada porque no sabemos si habrá otro hundimiento, o en su caso, si ya hay otro hundimiento y no se pueden visualizar por las hojas o ramas”, afirmó Nadal Novelo.

Asimismo, comentó que el Centro de Investigación Científica (Cicy) de Yucatán se encuentra realizando trabajos importantes de investigación y están colaborando de forma conjunta a través de muestreos en la zona.

“El Cicy informó que las rocas que se encuentran en ese sitio presentan formación como el yeso, las cuales son fácil de fracturarse y probablemente esa fue una de las razones por las cuales se presentaron las fracturas”, afirmó.

El procurador declaró que la zona momentáneamente está cerrada al turismo, con el apoyo de los ejidatarios y se logró dialogar con ellos para que busquen nuevas opciones circundantes para aprovechar la laguna económicamente.

Fue el pasado 22 de agosto, cuando pobladores del ejido Laguna Om informaron que la laguna había desaparecido parcialmente, debido a por lo menos tres socavones de gran tamaño que se originaron a raíz de un fenómeno hidrológico conocido en la península como “Xuch” (absorber en maya), el cual prácticamente ocurre cuando la tierra “bebe” agua por diversas causas.