Redacción/SIPSE
COZUMEL, Quintana Roo.- Una granada de fragmentación fue lanzada a las instalaciones de la Policía Estatal en Cozumel en la colonia Adolfo López Mateos.

Fuentes al interior de esa corporación revelaron que existen videos del momento en el que dos individuos a bordo de una motocicleta lanzan la granada en un intento de que ésta pasara por sobre la puerta principal para que explotara en el interior, pero no lo lograron, ya que el explosivo no funcionó.

También te puede interesar: Balean a dos en la Supermanzana 91

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), expertos en explosivos, aseguraron la granada y la trasladaron a un lugar seguro, donde fue neutralizada. La Procuraduría General de la República (PGR) atrajo el caso.

El ataque es el más fuerte por parte de los delincuentes que operan en la Isla de las Golondrinas tras los atentados a casetas y vehículos de la Policía Municipal, mismos que hasta la fecha no se han resuelto.

El especialista en explosivos caminó hasta el punto en el que
se ubicaba el dispositivo y comenzó a manipularlo. (Redacción/SIPSE)

Alrededor de las 9:40 de la noche del viernes pasado, dos sujetos a bordo de una motocicleta se acercaron a la entrada del Puesto de Mando y lanzaron el artefacto.

El personal que en ese momento se encontraba en el interior evacuó y minutos después, la calle 45 entre Juárez y Primera Sur fue cerrada a la circulación. Elementos de la Sedena arribaron al sitio para apoyar a los policías estatales.

La granada permaneció en el mismo sitio hasta 11 de la mañana del sábado cuando un elemento de la Sedena equipado con un traje protector se acercó al artefacto.

Inicialmente, lo que llamó la atención, fue que se colocó un casco militar sobre el artefacto para después retirarlo.  Minutos después llegaron al lugar personal de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.

La granada se colocó en un depósito sobre la parte trasera de la patrulla 12150. (Redacción/SIPSE)

Pasadas las 11 de la mañana, nuevamente el especialista en explosivos caminó hasta el punto en el que se ubicaba el dispositivo y comenzó a manipularlo para colocarlo sobre una “cama” en la que la trasladó a un depósito colocado sobre la parte trasera de la patrulla 12150 de la Policía Estatal.

Ya asegurada y fuertemente escoltada fue trasladada hasta el campo militar al sur de la isla donde se le retiró la espoleta, pero sin que hiciera explosión. Según las fuentes de seguridad en la isla, la granada se “cebó” y terminó neutralizada.