Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- Ni las manos alcanzaron a meter agentes de la Policía Municipal Preventiva cuando al arribar a una llamada de auxilio en la colonia Gonzalo Guerrero, fueron recibidos con una lluvia de piedras, palos, botellas y cuánto proyectil se les atravesaba a la mano a unos delincuentes.

Alrededor de las 2:24 de la madrugada de ayer, vía número de emergencias ingresó una llamada en la cual se reportaba de una riña familiar sobre la calle 24 entre las avenidas 30 y 35 del asentamiento en mención, situación por la cual los vecinos requerían la presencia de los uniformados en la zona.

También te puede interesar: Trío se 'coordina' para aventar piedras contra los policías

Al arribar al lugar de los hechos, los policías confirmaron la situación del reporte, sin embargo, los delincuentes sorprendieron a los agentes, pues tomando lo que estuviera a su alcance, los agredieron, logrando lesionados a dos de ellos.

Los policías corrieron para refugiarse en su patrulla, desde la cual pidieron apoyo y una ambulancia.

Los agentes que presentaron golpes contusos en la unidad de Seguridad Pública, fueron trasladados al Hospital General de Playa del Carmen, donde su estado de salud fue reportado como estable, por lo que únicamente recibieron los primeros auxilios.

Tras la llegada de los refuerzos, los elementos se desplegaron para encontrar a los agresores de sus compañeros, sin embargo, estos ya se habían dispersado.

En otros hechos

Una hora antes, los policías municipales detuvieron en la calle 90 con avenida 10 colonia Colosio,  a un sujeto en estado de ebriedad que intentó robarle su bolso a una mujer.

La agraviada contó que cuando vio al sujetó, se bajó de la acera e intentó caminar más rápido, pero el agresor la alcanzó y le arrebató su bolsa. Sus gritos alertaron a los vecinos quienes llamaron a la policía y describieron al sujeto, quien finalmente fue detenido.