Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), reclaman a Marina González Zihel, la espera de hasta cuatro horas para recibir atención médica los fines de semana.

Ayer, más de 30 derechohabientes aguardaban en el área de urgencias la atención médica, que, a pesar de sus dolencias no las recibían por falta de personal médico; la mayoría llegó entre 8:00 horas y 9:00 horas, sin embargo los atendían entre 12:00 horas y 13:00 horas.

A más de tres meses de haber tomado las riendas de la delegación del Issste, González Zihel, no ha podido abatir el problema que enfrentan miles de derechohabientes, de esperar largas horas para alivio de sus males.

También te puede interesar: “Tardanza” del Issste pone en riesgo a pacientes

Del 18 de Mayo de este año 2018 al 02 de agosto, han transcurrido tres meses y medio; sin embargo la ciudadanía se queja del servicio médico de esta institución del sector salud federal.

Durante un recorrido realizado ayer domingo, se pudo observar a cuando menos 30 personas, sentadas o de pie, en espera de la consulta médica; 22 se encontraban al interior del recinto, de los cuales dos reclamaban a la única persona detrás de la ventanilla “a qué hora nos van a atender, ya esperamos muchas horas”, cuestionaban.

Otros 12 derechohabientes aguardaban en el exterior, sentados en las mesetas, con cierto grado de molestia porque luego de casi cuatro horas no habían pasado a consulta médica.

“Llegamos desde las 8:00 horas y ya son las 12:00, no es posible que tarden tanto”

“Llegamos desde las 8:00 horas y ya son las 12:00, no es posible que tarden tanto”, decían.

Don Juan “N”, quien llegó al área de urgencias del Issste a las 9:00 horas para solicitar una radiografía de su pierna derecha, la cual presentaba una fractura, pudo retornar a su hogar a las 13:00 horas, tras finalizar si diligencia médica, se notaba en su rostro el cansancio de largas horas de espera.

Reprochan que la delegada, Marina González Zihel, se haya visto impedida para abatir el rezago en materia de atención, la cual es deficiente, consideran.

La puerta de acceso principal al hospital, tiene un letrero de “cerrado”, durante los fines de semana, es por ello que sólo el área de urgencias está disponible.