Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- De los 17 estados costeros del país, Quintana Roo es el principal generador de ingresos por concepto de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), el promedio anual es de 158 millones de pesos en los últimos 13 años, cifra que ha ido a la alza desde el 2000, de acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a través de la Plataforma Nacional de Transparencia.

En 2016, Baja California recaudó poco más de 111 millones de pesos, el resto de los estados costeros no supera los 50 millones de pesos, sin embargo, en todos los casos la cifra siempre va a la alza.

También te puede interesar: Ayuntamientos, responsables de limpieza de sargazo en playas

La Ley Federal de Derechos Establece el monto por superficie, tipo de uso y zona, de acuerdo con el municipio que corresponda, que se debe pagar por el uso y aprovechamiento de playas, zona federal y terrenos ganados al mar; cobro establecido en la Sección Quinta de las playas, la Zofemat o los terrenos ganados al mar o a cualquier otros depósito de aguas marítimas, conforme al Artículo 194-D que señala los montos de acuerdo con la superficie concesionada en metros cuadrados (m2) y los m2 excedentes.

De 2000 al primer cuatrimestre de 2017 la recaudación de la Zofemat en Quintana Roo fue de dos mil 689 millones 17 mil 933 pesos, mientras que la captación de ingresos a las arcas nacionales por ese concepto fue de seis mil 471 millones 969 mil 668 pesos, de acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través de la Plataforma Nacional de Transparencia.

(Redacción/SIPSE)

En Quintana Roo están vigentes mil 731 concesiones de zona federal en las que destacan las de ornato, esparcimiento, protección, instalación de mobiliario y equipo desmontable, para la instalación de sombrillas, renta e instalación de mobiliario de playa, instalación de palapas, desarrollo comercial de alimentos y turístico, recreación y esparcimiento para huéspedes, así como para el mantenimiento de las condiciones naturales de la superficie, club de playa, instalaciones para resguardo de embarcaciones, área para embellecimiento del lugar, uso general, siembra de palmeras, construcción de vivienda, embarque y desembarque de personas y resguardo de embarcaciones deportivas, servicios, restaurante, muro de contención, parte de instalaciones acuáticas de un hotel, andador con luminarias, venta de artesanía, renta de equipo marítimo, trenzas y gasolinera.

Las concesiones con resolutivo de extinción, nulidad, caducidad, renuncia, y en revocación son 69, de las cuales, cuatro son de Tulum, 14 en Solidaridad, 19 en Othón P. Blanco, una en Lázaro Cárdenas, nueve en Isla Mujeres, cuatro de Cozumel y 18 en Benito Juárez, este último es el con un mayor número de concesiones otorgadas, le sigue Solidaridad.

En estos dos últimos municipios desde 2008 los concesionarios a su respectivo impuesto por la superficie concesionada aumentan 25% más y es la cuota que pagan a la Zofemat, por lo que cada municipio del monto recaudado al año, resta el porcentaje señalado y ese recurso es para el extinto Fideicomiso para la Recuperación de Playas el cual era presidido por la Secretaría de Turismo estatal (Sedetur).

Del dinero restante 10% es para el estado, 10% para la Federación, 30% para Zofemat y el resto para el ayuntamiento correspondiente, de acuerdo con la Dirección de Zofemat en Benito Juárez.