Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- A las 18 horas, varias arterias del centro de la ciudad se cierran parcialmente para dar paso a la Marcha del Silencio, concentración de feligreses que salen de varias iglesias y parroquias, para dirigirse hacia la Catedral de Cancún, por lo que avenidas como Uxmal, Palenque y las Playas, están siendo usadas por los creyentes que participan a esta actividad.

Más de cinco mil devotos participan en este recorrido que llegará a la Catedral, que se ubica por el Ombligo Verde.

También te puede interesar: ¡Todo listo! Autoridades se preparan para el Vía Crucis

La Marcha del Silencio es una más de las expresiones de la religión católica que se celebran durante el Viernes Santo.

Como parte de las actividades de este día, los fieles participaron del dolor y sacrificio del cuerpo y sangre de Jesús en la cruz. Este viernes, también evoca el amor y el perdón de Cristo ante las mayores crueldades.

El viernes, junto con el jueves y el sábado de la Semana Santa, conforman el Triduo Pascual (los tres días en que la misa conmemora la Pasión de Jesucristo).

Fe en la Quinta Avenida

La Procesión del Silencio se llevó a cabo en la avenida turística de Playa del Carmen, en recuerdo de la muerte de Jesucristo, como parte de la actividades religiosas por la Semana Santa. 

La procesión causó asombro entre los turistas. (Daniel Pacheco/SIPSE)

Los feligreses, turistas y residentes, recorrieron el andador cargando la imagen de la Virgen dolorosa, hecho que además significó el décimo aniversario de la celebración extrareligiosa. La procesión terminó en la Parroquia del Carmen, donde se realizó el velatorio.

Los participantes consideraron que la marcha logró dos fines: para los fieles, una oportunidad para demostrar su fe, y para la ciudad, la oportunidad de ofrecer un atractivo para el turismo religioso.