Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La tarde de ayer se dio a conocer la renuncia de Marisol Alamilla Betancourt como titular de la Secretaría de Educación de Quintana Roo, figura que dejó pendiente la terminación de escuelas de nueva creación, obras inconclusas del programa Escuelas de Certificados de Infraestructura Educativa Nacional (CIEN), y espacios para alumnos que egresarán de secundaria.

El pasado 8 de enero, fue dado a conocer que 10 escuelas en todo el estado estaban esperando a que les entregaran las obras de remodelación de baños a través del programas Escuelas al CIEN, de las cuales, para el lunes 15 de enero quedaban cuatro pendientes, una de ellas en Cancún.

También te puede interesar: Incumplen con remodelación de baños en escuela

Previo al inicio del ciclo escolar en turno, la ex titular aseguró que entregarían todos los planteles listos y no echarían mano de las aulas móviles o “gallineros”, sin embargo, a dos meses de haber iniciado el curso, al menos cinco planteles en Cancún no estaban listos, y en Playa del Carmen, fueron instalados “gallineros”, en planteles de nueva creación.

En marzo del año pasado, en una reunión realizada con profesores de educación especial, Alamilla Betancourt dijo: “Lo que menos queremos tener en el estado es tener niños en estas condiciones y el sector salud se encarga de eso, y cada día vamos a tener menos y cada día y así lo vamos a tratar de bajar para que cada día se necesiten menos maestros para estos niños… porque lo que más queremos es que no existan, porque lo ideal es tener un niño bien, con buenas condiciones cognitivas, eso es lo que estamos buscando”.

A ocho meses de que inicie el ciclo escolar, la ex titular no había informado el número de planteles de nueva creación para el ciclo escolar, o el plan para dar espacio a los más de 12 mil menores que egresarán de secundaria, y así evitar dejar sin espacio a más de tres mil adolescentes, como sucedió en agosto pasado.