Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Se prevé que el hipopótamo del Nilo, los avestruces africanas y los capibaras de Brasil, especies recién adquiridas por la dirección del Zoológico Payo Obispo, sean exhibidas al público durante el mes de agosto.

Roger Braga González, director del zoológico, informó que el hipopótamo del Nilo, una hembra de 10 meses de edad, peso aproximado de 150 kilos se adquirió a través del apoyo de los regidores del Ayuntamiento, quienes aportaron aproximadamente 60 mil pesos; los dos avestruces tienen 4.5 meses de edad, y se obtuvieron gracias a la iniciativa de los propios trabajadores del lugar, quienes hicieron una “vaquita” de 15 mil pesos para comprarlos; y los dos capibaras del Brasil, de cinco meses, fueron donación hecha por una persona que pidió permanecer en el anonimato.

También te puede interesar: Dan ‘nueva vida’ a una cría de mono araña

Dijo que los cinco ejemplares de las tres especies fueron adquiridas en la Ciudad de México y de acuerdo con el protocolo que se realiza cuando llegan nuevas especies al zoológico, ingresaron al programa de salud y bienestar en el que los médicos realizan trabajos y exámenes para asegurarse de que los animales están en perfecto estado de salud y que los biólogos determinen el tipo de alimentación y vigilancia que recibirán.

“El hipopótamo es monitoreado las 24 horas, y afortunadamente la alimentación aumentó en volumen y variedad, nos indica que el animal empieza a reconocer su entorno y ya le volvió el apetito, y el promedio de consumo diario es entre 1.5 a cinco kilos diarios”, explicó.

Braga González, indicó que existe la propuesta e intención de conseguir un ejemplar macho, pero se tiene que avanzar paso a paso con el proceso de adaptación.

Sus aposentos

Señaló que el hipopótamo está en la misma zona en la que por más de 40 años estuvo “Andrés”, ejemplar que falleció en el mes de septiembre del año pasado, sitio en el que el nuevo habitante tiene un estanque extenso y tierra firme para asolearse y comer.

Agregó que los avestruces están en un corral y los capibaras en un cuarto de resguardo, donde son vigilados y supervisados por el cuerpo médico y el personal de manejo de fauna del zoológico.

Estas nuevas especies se suman a las más de 650 animales de 55 especies, entre aves, reptiles, mamíferos, insectos, peces locales y exóticas, y reductos de selva mediana y arbolado de más de 30 años de edad con más de 25 metros de altura, con las que cuenta el Zoológico Payo Obispo, en un área de 11.5 hectáreas de extensión.