Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de 10 mil de cinco a 17 años de edad, laboran en actividades “peligrosas” en Quintana Roo, en las cuales ponen en riesgo su salud, afectan su desarrollo o trabajan bajo la edad mínima permitida.

De acuerdo con las últimas estadísticas dadas a conocer por el Módulo de Trabajo Infantil (MIT)  del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Quintana Roo 22 mil 737 niños se encuentran ocupados, de los cuales 19 mil 957, trabajan en “ocupaciones no permitidas”. De esa cifra, 10 mil 562 laboran en actividades “peligrosas” y más de nueve mil lo hacen en edades no permitidas (de acuerdo con la Ley Federal de Trabajo la edad no permitida para trabajar es de 5 a 14 años de edad).

También te puede interesar: Centran esfuerzos en el combate al maltrato infantil

Según el Inegi, en el Estado existen 399 mil 262 menores  de 5 a 17 años de edad, de modo que los 376 mil 525 que no trabajan podrán disfrutar al 100% de las vacaciones de verano.

Las “ocupaciones no permitidas son aquellas que ponen en riesgo la salud del menor, afectan su desarrollo o bien se llevan a cabo por debajo de la edad mínima permitida para trabajar, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo.

El artículo 176 de la ley Federal del Trabajo considera que las labores peligrosas son aquellas que por la naturaleza del trabajo, por las condiciones físicas, químicas o biológicas del medio en que se prestan, o por la composición de la materia prima que se utiliza, son capaces de actuar sobre la vida, el desarrollo y la salud física y mental de los menores.

Aunque el MTI no especifica el tipo de trabajo que hacen los más de 19 mil menores en Quintana Roo,  éstos podrían estar en actividades con exposición al ruido, vibraciones, radiaciones, bajo condiciones térmicas elevadas, ambulantes, expuestos a  los agentes químicos contaminantes del ambiente laboral; residuos peligrosos, agentes biológicos o enfermedades infecto-contagiosas; así como fauna o flora nociva.

Además de que pueden estar bajo labores nocturnas peligrosas (luego de las 10:00 de la noche), en vialidades con amplio volumen de tránsito; labores agrícolas, forestales, de aserrado, silvícolas, de caza y pesca; actividades en industrias gasera, del cemento, entre otras que pongan en riesgo la salud física y mental de las y los menores.

El artículo 173 de la Ley Federal del Trabajo, especifica que “el trabajo de los mayores de 14 años y menores de 17, queda sujeto a vigilancia  y protección especial de la Inspección del Trabajo”. Es decir, está permitido, bajo ciertas características laborales. No está permitido que los menores de 14 a 16 años,  trabajen en actividades que pongan en riesgo su vida, como las mencionadas anteriormente.

Aumenta la incidencia en vacaciones

María Elba Carranza Aguirre, directora general del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Quintana Roo, indicó que en esta temporada vacacional aumenta el número de niños que tiene que salir a las calles a trabajar; sin embargo, comentó que como sistema DIF, están monitoreando a aquellos menores que laboran bajo condiciones peligrosas.