Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Familiares del un par de jóvenes baleados la noche del martes en calles de la supermanzana 260, donde uno murió, se presentaron ante el Ministerio Público para declarar e identificar a las víctimas.

Presuntamente uno es mecánico, mientras que el ejecutado tenía apenas 14 años; según sus parientes no tenían nexos con la delincuencia.

También te puede interesar: ¡Balas para tres! Suburban blanca abre fuego contra tres hombres

La Policía Ministerial investiga este caso que cobró la vida de un menor, el cual fue privado de la vida con al menos cuatro balas en la cabeza; su cuñado, identificado como Edgar N de 21 años, continúa grave debido a los impactos de bala que recibió, por lo que permanece internado en el Hospital General.

Se dio a conocer que Edgar sigue bajo cuidados médicos y sin poder declarar en torno a lo que sucedió, alrededor de las 8 de la noche del pasado martes, cuando vecinos del fraccionamiento Prado Norte, en la supermanzana 260, reportaron detonaciones sobre la calle Flor de Mayo entre la avenida 3 y Laurencillo.

Según datos proporcionados en el momento del ataque, fueron dos niños los que encontraron los cuerpos maniatados, por lo que enseguida avisaron a sus papás, quienes llamaron al número de emergencias 911 para solicitar elementos policíacos y una ambulancia.

Cerca del cuerpo del menor de 14 años se encontraron al menos tres casquillos percutidos calibre .380, mismos que fueron levantados por los peritos para su análisis; el cadáver del joven fue llevado al Servicio Médico Forense, donde su mamá acudió a identificarlo y reclamarlo.

Cuatro personas baleadas ayer 

Ayer a las 4 de la tarde, entre las calles Orto, Aurora y Ocaso, sujetos detonaron sus armas de fuego contra cuatro sujetos mientras dos resultaron solo con crisis nerviosa, hecho que movilizó a agentes de los tres órdenes de gobierno.

Vecinos reportaron que escucharon al menos 25 disparos hacia una casa; ahí se encontraban varios individuos, quienes al escucharlos se lanzaron al suelo.

Testigos aseguraron que fueron dos vehículos de lujo en los que dos individuos se bajaron para rafaguear la vivienda, en donde dos personas resultaron heridas.