Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Cancún está perdiendo al mercado de los Spring Break, el segmento de jóvenes que llegan a pasar vacaciones de verano, ya que el año pasado registró menos de 80 mil visitantes cuando hace 10 años llegaban más de 200 mil y no hay interés de recuperarlo, por lo que se estaría extinguiendo.

A la Secretaría de Turismo (Sedetur) le interesa recuperar al mercado de alto poder adquisitivo y por ello no están poniendo el interés, lo que sí ha llevado a que el mercado que perdió ya 50% sea acaparado por los mayoristas e incluso ellos mismos se organizan para llegar al destino, mencionó Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo estatal.

También te puede interesar: Actriz de la película de 'Thor' disfruta el Spring Break en Cancún

“No hay cifras reales ya y lo que sabemos es que van a la baja, pero no es un mercado que interese recuperar”, explicó.

El desinterés es derivado de que está en incremento el turista de alto poder adquisitivo que deja más derrama económica y no representa un desgaste hasta para el mismo hotel ya que los jóvenes llegan en ocupaciones cuádruples.

De acuerdo con el perfil del Turista de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo (Sedetur) realizado el año pasado, el segmento de jóvenes es de 20 a 29 años, fue de apenas 16%.

Ya las agencias comienzan a promocionar a Cancún como un destino favorito para los Spring Break este 2018 y esperan el arribo de los primeros visitantes a partir de febrero aunque llega la mayor parte en marzo y abril, en las páginas el costo de un paquete para cuatro personas, cuatro días y tres noches en una habitación, está desde los 17 mil pesos.

El gasto promedio es de 200 dólares por toda la estancia y los principales destinos de los que llegan son Nueva York, Texas y California, una derrama menor al gasto promedio del vacacionista que es de mil 500 dólares.

La Sedetur ve que el promocionar este mercado es más del sector empresarial, aunque no ve interés por este perfil de turista que para los inmobiliarios sí es importante, ya que son jóvenes que llegan a conocer Cancún y más adelante comprarán casas como segunda vivienda para pasar aquí su vejez.

Incluso la Dirección de Turismo municipal el año pasado reportó que ya estaba llegando al destino el Spring Break de lujo, jóvenes que llegan en aviones privados y que están interesados en realizar más tours.