Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- A la entrada de la ciudad se encuentra el Monumento al Comité Pro-Territorio de Quintana Roo, uno de los más emblemáticos de la historia de la entidad, recuerda a los hombres que dieron identidad al Estado.

Construido en 1978 por trabajadores del Ayuntamiento de Othón P. Blanco durante la administración de Hernán Pastrana, e inaugurado por el gobernador del Estado, Jesús Martínez Ross el 8 de Octubre del mismo año, el Monumento al Comité Pro-Territorio es una obra olvidada por autoridades y la ciudadanía en general.

Originalmente se instaló a un costado de la Avenida Álvaro Obregón, a unos 10 metros del cruzamiento con la Avenida Revolución, (actualmente en el sitio hay una agencia de autos), tenía forma de hemiciclo (media luna), rodeado por una pared de cemento en la que se grabaron los nombres de los primeros 40 integrantes del Comité Pro-Territorio, y en el centro se levantó una torre de concreto.

También te puede interesar: El Renacimiento: símbolo de fuerza en Chetumal

Durante la administración de Eduardo Espinosa Abuxapqui (2002-2005), se construyó una glorieta en el cruce de las avenidas Álvaro Obregón y Revolución, por lo que el monumento se trasladado al centro, donde permanece, alterando su forma original.

Foto: Miguel Maldonado

La torre desapareció y en su lugar se construyó una fuente con forma de copas, además los nombres de los integrantes del Comité se grabaron en nueve bases de concreto, alusivas a los municipios existentes en ese entonces en el estado, poco visibles.

Tras la modificación, Espinosa Abuxapqui en su primer período como presidente municipal, intentó rebautizar el monumento como “Glorieta de los Municipios”, porque de cara a la calle, los montículos de cemento tenían los escudos de Othón P. Blanco, Benito Juárez, José María Morelos, Tulum, Felipe Carrillo Puerto, Lázaro Cárdenas, Cozumel, Solidaridad e Isla Mujeres. Sin embargo, el nombre no tuvo la aceptación esperada por los chetumaleños y el cambio no se dio.

Su importancia 

La importancia de este monumento reside en que el Comité Pro-Territorio fue el que logró que la entidad no fuera desmembrado y repartido entre Campeche y Yucatán, y que el 16 de enero de 1935 fuera decretado como territorio federal, por lo que las 40 personas que conformaron a este grupo son considerados nuestros “héroes quintanarroenses”.

Actualmente, pese a las capas de pintura, el monumento luce desahuciado, las fuentes no funcionan al 100%, algunos nombres de los integrantes del Comité se hicieron con pincel.

Foto: Miguel Maldonado

Hasta el año pasado, cada 16 de enero, el lugar “se maquilla” para ser sede del evento conmemorativo a la reincorporación de Quintana Roo al territorio federal. Sin embargo, este año y por primera ocasión desde su construcción, el evento cambió de sede a la plazuela del monumento a Lázaro Cárdenas, en el Bulevar Bahía.