Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN.- Con huesos rotos y múltiples contusiones resultó un motociclista que circulaba por calles de la colonia Ejidal, luego de que un automovilista se pasara el alto y se impactara contra el primero.

Los hechos ocurrieron cerca de las 7 horas de este viernes y fue reportado por testigos del accidente, al número de emergencias 911, en ella se solicitaba la presencia de paramédicos ya que el motociclista se encontraba aún en el pavimento y requería pronta atención.

Paramédicos de la empresa CostaMed fueron los primeros en acudir al llamado, quienes le aplicaron los primeros auxilios y se percataron de que tenía “quebrado” el brazo derecho, por lo que lo inmovilizaron y trasladaron al Instituto Mexicano del Seguro Social número 18 de Villamar I, para que los especialistas lo atendieran.

También te puede interesar: Atacan a balazos a tres hombres y una mujer en la 260

Los hechos ocurrieron cuando el conductor de una Ford Ecosport negra, con placas YXM-226-B que transitaba de sur a norte sobre la avenida 135, llegó a la avenida Constituyentes y no respetó la señal de alto. Al cruzar ocasionó que la motocicleta tipo Yamaha 200 resultara impactara en su costado izquierdo.

Tras el impacto, el motociclista salió volando y cayó metros después sobre el pavimento.

Debido a las lesiones, no existió arreglo entre las partes involucradas y las unidades fueron enviadas al corralón, mientras que el presunto responsable fue puesto a disposición de las autoridades ministeriales.

Otro hecho policiaco 

La Fiscalía General del Estado informó a través de un comunicado que Isidro N fue sentenciado a 30 años de cárcel por el delito de abuso en agravio de una menor de identidad reservada, como parte de las diligencias inherentes a la carpeta de juicio 4/2018.

Durante la audiencia de individualización de sanciones, el órgano jurisdiccional también decretó el pago de una multa equivalente a los dos mil días y de seis mil pesos.

Las fiscales adscritas a la Fiscalía Especializada de Atención a Delitos contra la Mujer y por Razones de Género (FEADCMRG) en Cozumel, demostraron con base en los datos probatorios, la responsabilidad del imputado en el ilícito ocurrido el 21 de junio de 2017.