Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La pequeña Katerin, debió de festejar su cumpleaños con amigos y en un ambiente familiar, pero el destino le tenía preparado un día de violencia, la noche del pasado jueves recibió dos impactos de bala en la pierna derecha cuando ingresaron dos sujetos a su domicilio y le dispararon a su mamá y a ella.

Con la niña no se vale”, fueron las palabras de su abuela adoptiva, quien todo el día se encargaba de cuidarla, mientras su nuera trabajaba como bailarina.

También te puede interesar: Balean a mamá e hija, al parecer fueron confundidas

La vecina de la calle Petunias recuerda que el día de los hechos su nieta estaba cumpliendo cuatro años y le estaban preparando una fiesta para el próximo domingo para festejárselos.

La pequeña es hija solo de su nuera, pero lleva viviendo con su hijo un año y la quiera como si fuera de su propia sangre. Ella se encarga de cuidarla porque vive al lado.

La mañana de ayer fueron a visitar a su nuera y a la pequeña Katerin, pero la familia de ella no les permitieron que la vieran, le echaron la culpa a su hijo por lo que le pasó a ambas.

La familia narró que encontraron a Dana ‘N’ y a su pequeña hija tiradas en la sala de la casa, la niña tenía dos orificios de bala en la pierna.

La madre de familia dijo desconocer si su hijo o nuera tienen algún problema con alguien, pero lo que se enteró que los sujetos que les dispararon huyeron en el taxi con número económico 1130, el cual hasta ayer no lo había localizado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) inició la carpeta de investigación 397/2017 por el delito de lesiones dolosas en agravio de Dana y la pequeña Katerin, quienes se encuentran internadas en el Hospital General.

El último reporte médico señaló que la joven madre presentaba una lesión en la espalda y pierna derecha y su estado de salud era delicado.

Los hechos se registraron alrededor de las 19:50 horas, cuando el 911 reportó dos personas lesionadas por arma de fuego en un domicilio de la Región 248, manzana 70, lote 2, casa 34.

Posteriormente se informó que era una joven madre y su pequeña hija, quienes habían sido lesionadas con un arma de fuego por sujetos que huyeron en un taxi.