Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Al menos tres lugares de música en vivo fueron suspendidos el fin de semana como parte del operativo que las autoridades municipales iniciaron para regular los niveles de ruido y evitar cancelaciones en el sector del hospedaje, como lo solicitaron líderes empresariales en reuniones pasadas.

“Se hicieron tres recomendaciones (suspensiones). Es lo que tengo entendido. Independientemente que vamos a visitarlos para darles a conocer el reglamento y generar esa armonía. Tenemos que cuidar los giros de descanso porque el ruido que se genera en los lugares donde tienen música afecta a otros que están al lado”, indicó Enrique González Rosas, director de Fiscalización.

También te puede interesar: Juan Magan ‘enciende’ la fiesta en Cancún

Aunque ninguna de las suspensiones generó multas, representantes de negocios con música en vivo de la zona turística que pidieron no mencionar su nombre, lamentaron las pérdidas que la medida les generó, especialmente cuando basan las mediciones de decibeles en leyes que no están adecuadas a zonas turísticas como la de Playa del Carmen.

El artículo 169 del Reglamento de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental remite a las Norma Oficial Mexicana (NOM) respectiva, en este caso la 081-Semarnat, para el caso de los niveles de ruido permitidos.

Dicha NOM especifica que para las fuentes fijas generadores de ruidos industriales y comerciales, como aplica en el caso de los bares, restaurantes y discotecas, el nivel máximo permitido es de 68 decibeles durante el día y 65 durante la noche, y de acuerdo a González Rosas todos los negocios se tendrán que adecuar a dicha legislación.

“Sí queremos reafirmar que este operativo no es para generar sanciones; a quienes se les ha verificado y detenido sus funciones no se les suspende el negocio ni genera multas, simplemente es para que se cumpla con la normatividad, y desde la avenida 15 a zona federal incluyendo la calle 12, donde ha habido más problemas, y desde el parque Fundadores a la avenida 38”, dijo el funcionario.

Esa revisión fue una solicitud hecha por líderes empresariales como María Elena Mata Pineda, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial local, entre otros, pues aseguraron en reuniones con autoridades que el ruido genera inconformidad en los huéspedes de hoteles al no poder descansar.

Enrique González invitó a los representes de establecimientos a acercarse a la Dirección de Medio Ambiente para que se les haga una visita y se regule el ruido generado por música pregrabada o en vivo.